FOTO: Especial Alfonso Romo, puntualizó que todas las medidas también son estudiadas con dos fines, cambiar la visión de las agencias calificadoras de riesgo que han bajado la calificación de la misma, y poner a Pemex a producir petróleo  

Alfonso Romo, jefe de la oficina de presidencia, aseguró que el Gobierno sigue analizando seriamente qué se hará con la situación y los planes para Petróleos Mexicanos (Pemex), y aunque no hay nada aún, el objetivo es poner a la petrolera a producir barriles de petróleo y cambiar la visión de las calificadoras, para que este año no se pierda el grado de inversión.

 

Durante su participación en la 102 Asamblea de Socios de American Chamber México “México, un socio estratégico”, el funcionario precisó que uno de los temas que el Gobierno sigue revisando es el usar los fondos de estabilización de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) aunque esto todavía no es definitivo.

 

Alfonso Romo, puntualizó que todas las medidas también son estudiadas con dos fines, cambiar la visión de las agencias calificadoras de riesgo que han bajado la calificación de la misma, y poner a Pemex a producir petróleo.

 

“Queremos que la visión de las calificadoras cambie. Necesitamos limpiar a Pemex de corrupción y ponerla a hacer petróleo, porque es increíble que Pemex haya metido más de 50 billones de deuda en los últimos años y no hay un barril más de producción. Hacienda y Pemex están siendo responsables en lo que se va a presentar. No podemos perder grado de inversión y debemos quitar a los mercados la incertidumbre”, mencionó.

 

 

Dependencias tendrán más recortes

 

Por otra parte, Alfonso Romo puntualizó que como parte del plan de austeridad del gobierno y mantener un superávit primario, todas las secretarias tienen planeado que vengan más recortes en caso de incurrir en un déficit.

 

“Crean que pasaremos de una austeridad republicana a una pobreza franciscana. En las últimas semanas nos han pedido más recortes y vemos a secretarías agobiadas”, expuso.

 

El jefe de la oficina de presidencia puntualizó que este plan de recortes ya fue solicitado por el gobierno, y será una especie de “plan b”, con el objetivo de no incurrir en tocar el déficit primario trazado en el presupuesto.

 

Aún con ello, Romo pidió a los empresarios, aumentar la inversión al país, cuando menos un 20% más, para que así, vengan nuevas inversiones, y “este país nadie lo detenga”, ya que la meta sigue siendo tener un crecimiento económico de 4% en todo el sexenio.

 

TFA