El fiscal Gilberto Higuera Bernal confirmó que la dependencia a su cargo integró una carpeta de investigación por el delito de homicidio, como parte de las indagatorias del accidente aéreo donde perdieron la vida la gobernadora Martha Erika Alonso Hidalgo y su esposo, el senador Rafael Moreno Valle, además de otras tres personas.

En una entrevista para el programa Juego de Troles, el funcionario estatal dio a conocer que el deceso de los cinco tripulantes, provocado o por alguna falla mecánica del helicóptero, debe ser investigado.

“Estamos realizando una investigación que parte de la competencia de la Fiscalía General del Estado por haber ocurrido un homicidio, quiero precisar esta parte, en un evento de esta naturaleza hay personas que fallecen, que pierden la vida, por virtud de viajar en una aeronave conducida por dos personas.

“Por las motivaciones que hubieran sido, en el evento fallecen personas, luego alguien o algunas personas pueden ser responsables y nuestra obligación es investigarlo como homicidio”, reconoció Higuera Bernal.

Recalcó que las indagatorias determinarán si se trató de un homicidio culposo a doloso; el accidente ocurrió el 24 de diciembre del año pasado.

En torno al video de las cámaras de seguridad de la casa del empresario José Chedraui Budib, desde donde Alonso y Moreno Valle abordaron la aeronave que los llevaría a la Ciudad de México, el fiscal dijo que estos están sustentados con las declaraciones de quienes vieron cómo los tripulantes subieron al helicóptero Agusta, matrícula XA-BON.

“Al final, estamos en la fase de investigación de todo lo concerniente a la aeronave, a los servicios de la aeronave, al mantenimiento de la aeronave y a las personas que tuvieron acceso a la aeronave”, declaró Higuera Bernal.

El 28 de febrero pasado, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) admitió que en el primer corte de información omitió que la aeronave salió del jardín de una casa particular y no del helipuerto de un centro comercial, así como que hubo 11 intentos de comunicación -y no nueve- entre los pilotos y la torre del aeropuerto “Hermanos Serdán”.

El titular de la dependencia, Javier Jiménez Espriú, reconoció haberse “equivocado” al decir que eran nueve los intentos de comunicación, y por ello ofreció una disculpa ante dichas inconsistencias.

A su vez, el subsecretario de Transportes, Carlos Morán Moguel, aceptó que la aeronave no despegó del centro comercial Triángulo Las Ánimas y confirmó que salió del jardín de una casa particular, propiedad del priista José Chedraui Budib, quien a su vez aclaró que la vivienda pertenece a sus padres.

LEG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.