La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, ofreció una disculpa pública a nombre del Estado Mexicano a los familiares de los estudiantes del Tecnológico de Monterrey, Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo –asesinados por efectivos del Ejército el 19 de marzo de 2010 durante la gestión de Felipe Calderón–, quienes los confundieron con integrantes del crimen organizado.

“A nombre del Estado Mexicano, les ofrezco una disculpa pública por la violación a sus derechos en el marco del uso excesivo de la fuerza por el que fueron privados de la vida sus hijos, por los elementos del Ejército Mexicano. Quiero decirlo de manera clara y tajante: Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo eran estudiantes de excelencia del Tecnológico de Monterrey, no sicarios”, aseveró.

Rosa Elvia Mercado, madre de Jorge, comentó que fueron nueve años de una lucha para lograr la disculpa de parte del Estado.

“Cuando llamamos por teléfono a las autoridades para pedir informes de los hechos, me dijeron que no me preocupara, que los que habían caído eran dos sicarios, armados hasta los dientes. Nuestras vidas cambiaron, tuvimos que enfrentar la pérdida y las preguntas que aún hacían más grande nuestro dolor sobre sí nuestros hijos eran sicarios. Nos hemos tenido que acostumbrar a estar sin Jorge”, expresó en el Auditorio Luis Elizondo del campus Monterrey.

En su intervención, Aurelio Javier Arredondo, padre de Javier, reconoció la lucha que familiares y amigos han hecho durante años. “Pido que estos casos no vuelvan a repetirse, porque aún hay muchos inocentes que no han recibido justicia. ¡Nunca más un caso como Jorge y Javier!”.

LEG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.