Quiero impulsar una transformación del PRI: Alejandro Moreno

Alejandro Moreno Cárdenas, gobernador constitucional de Campeche. Éste ha sido de los estados con más crecimiento en el país, cerca de 4%, ¿cómo le hizo? si tomamos en cuenta que, con la caída en la producción petrolera, se perdieron muchos puestos de trabajo en la entidad.

-Fue por pasos. Primero hicimos un diagnóstico para conocer la situación real. Entendimos la gravedad del problema y decidimos trazar dos rutas, una para crear condiciones que facilitaran abrir nuevas empresas desvinculadas al sector petrolero, y la otra gestionando ante el Gobierno federal que se inyectaran recursos a la economía para detonar el crecimiento. Se eliminó la deuda con proveedores e incentivamos el programa tasa Cero para los jóvenes que quisieran emprender un negocio recibirán el crédito sin interés, entre otros 20 programas que permitieron al estado avanzar y salir de los números negativos.

Su nombre lleva sonando varios meses como posible candidato para dirigir el Partido Revolucionario Institucional. ¿Quiere usted dirigir al PRI?, ¿se inscribirá en la próxima convocatoria que haga el partido?, ¿por qué?

-¿Si quiero? Sí. ¿Si me voy a inscribir? Sí, sin duda. ¿Por qué? Porque entiendo lo que necesita el partido, nadie que no ha ganado una elección popular puede conocer el corazón del priismo y su militancia. Quiero ser presidente del PRI, porque quiero una impulsar una profunda transformación que ha sido postergada, porque quiero devolver el partido a la militancia, a que sea un partido que regrese a las causas que le dieron origen. Quiero un PRI que no sea de cúpulas, que se preocupe y ocupe de los priistas que tantos logros y triunfos le han dado al partido.

¿Qué es el PRI sin su militancia? Nada, quiero a un PRI a la altura de lo que México necesita, pero también que reconozca que no hay otra militancia más orgullosa de su partido que la priista.

 

El PRI sufrió tremenda derrota, en las pasadas elecciones presidenciales, y pasó a ser la tercera fuerza política en el Congreso de la Unión y en varios Congresos estatales, en 19 por lo menos, por los resultados la gente ya no cree en el Revolucionario Institucional, ¿por qué quiere ser presidente nacional del PRI?

-He sido desde síndico de un Ayuntamiento hasta gobernador de mi estado, pasando por ser dos veces diputado federal y senador. En el partido desde líder del frente juvenil en el municipio, hasta del país. Dos veces he sido integrante del CEN del partido, no nos podemos cansar. Porque el partido se apartó de sus principios básicos, porque el PRI tiene que generar la confianza que ha sido arrebatada por otras fuerzas políticas. Porque somos el partido que ayudó a construir y transitar a la democracia. Porque hay que modernizar al partido y confiar en los militantes. Antes que pidamos que la sociedad crea nuevamente en nosotros, tenemos que trabajar hacia adentro, para que la militancia continúe creyendo en el PRI.

¿Qué debe cambiar en el PRI después de este aniversario, después de este 4 de marzo?

-Soy un priista de batalla, de territorio, de la base, conozco las entrañas del partido, y como militante creo que estamos obligados a corregir, el PRI tiene que ser un partido crítico, pero humilde, revolucionario, de principios y no de valores entendidos, un partido con imparcialidad para señalar y honestidad para gobernar.

Un partido que se aleje de las oficinas y que esté en la calle haciendo la tarea. El cambio también tiene que ser de actitud.

 

¿Cómo ve a sus adversarios Ivonne Ortega, José Narro, Ulises Ruiz?; ¿Le quieren jugar sucio?

-Para mis compañeros del partido siempre tendré las mejores palabras. No se puede convocar a la unidad desde la desacreditación, desde el discurso que critica, sin aportar nada. Ivonne siempre ha dialogado y contribuido a la unidad del partido; Narro es un ex funcionario con experiencia y ahora tiene la oportunidad de acercarse al partido y a la militancia. Ulises y todos tienen siempre mi mano extendida para que se unan a la transformación del partido.

 

Algunos lo ven a usted muy cercano al presidente Andrés Manuel López Obrador, al grado que en varios cartones ya le llaman AMLITO, ¿qué les dice?

-Respeto siempre todas las expresiones. Yo soy gobernador de Campeche, y como Ejecutivo estatal trabajo por el bien de los campechanos, y de México, y también soy presidente de la Conago. No soy empleado del Presidente, no hubo, no hay y no habrá sumisión. Hoy debo asumir mi papel institucional de ser un interlocutor a favor de los ciudadanos. Fui el gobernador que más se enfrentó a López Obrador en la campaña, dejé claras mis posturas y mis opiniones sobre sus propuestas. La campaña terminó y desde donde estoy cumplo con mi función de gobernar sin distinción de ideologías, y poder servir a los gobernadores para que puedan realizar mejor su gestión. A quienes me pueden señalar y criticar por hacer mi trabajo siempre tendrán como respuesta, más trabajo.

 

Usted ha tomado un papel relevante, como presidente de la Conago, los gobernadores priistas lo apoyaron mucho para que el Congreso haya sacado la reforma que conformará la Guardia Nacional, muy parecida a la que quería el presidente López Obrador, aunque no es igual.

-No podemos, en virtud de lograr aspiraciones personales, poner en riesgo el país, ni a la gobernabilidad, y menos desatender las peticiones de todas las entidades ante el Gobierno federal, estoy convencido de que debemos trabajar en lo que es mejor para todos. Siempre agradeceré la confianza que depositaron en mí la gobernadora, la jefa de gobierno y los gobernadores del país, y por eso exijo que se respeten nuestras facultades constitucionales, sin ser subordinados de la Federación y siendo congruente de este principio haré todo lo que está a mi alcance para cumplirles como presidente de la Conago.

¿Qué le dice a sus gobernados, a la gente de Campeche que votó por usted para gobernar el estado durante seis años?

-Aquí me tienen, desde cualquier espacio seguiré luchando y dando la batalla por transformar Campeche. Que soy un campechano fiel a mi origen y a mis principios. Seguiremos dando juntos las batallas que están por delante, que seguiremos avanzando como entidad y continuaremos siendo la familia más grande de México. Los campechanos somos gente fuerte y de convicciones firmes, y ese legado lo presumiré desde cualquier tribuna.

¿Cómo deja Campeche?, si es que decide pedir licencia.

-Como el estado más seguro de México, con una Policía capacitada y con moderno parque vehicular, como un estado que está creciendo en números positivos, por encima de 4%, asumiendo sus propios retos, con grandes avances en educación, en generación de empleo y con muchas obras que están modernizando nuestra geografía. Un estado en paz, en crecimiento y lleno de orgullo por todo lo que estamos logrando. Nunca dejaré a Campeche, lo traigo en las venas, en mi espíritu y en mi carácter.

LEG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.