En redes sociales circula un video en el que se observa el momento en que un joven vendedor de agua frescas en Tapachula es sometido por un grupo de inspectores públicos para decomisarle su carrito.

 

En la grabación se observan al menos seis inspectores uniformados, así como a dos policías municipales sujetando al individuo quien se resiste a que le quiten su carrito en el que transporta las aguas de sabor.

 

Durante los hechos, se escucha a la persona que grabó el incidente decir: «¿Qué les pasa? Déjenlo, sólo está trabajando».

 

Pese al reclamo, el carrito pudo ser subido a una camioneta y el joven negociante fue llevado bajo custodia por la policía local.

 

gac

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.