El Partido Revolucionario Institucional ha sabido aprovechar el quiebre que existe al interior de Morena por la candidatura para la elección extraordinaria en Puebla, y comienza a perfilar a Ricardo Urzúa Rivera como su candidato.

El priista ha ofrecido una candidatura de unidad que sume a todos los grupos al interior del tricolor y ha señalado que su partido tiene posibilidades de triunfo siempre y cuando sume a todos sus liderazgos y recupere a la militancia resentida.

En este contexto, ha planteado la creación de un pacto de unidad con otros aspirantes del PRI a la gubernatura poblana, como Lorenzo Rivera Sosa y Alberto Jiménez Merino, con el fin de evitar golpeteos o lo que guerra sucia en el proceso interno, en el que busca haya piso parejo en la definición del candidato.

Recordar que en el caso del PRI, será el Comité Ejecutivo Nacional, quien haga la designación directa de su candidato que participará en la elección extraordinaria del próximo 2 de junio, para elegir gobernador, en sustitución de la panista Martha Erika Alonso.

LEG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.