A través de las redes sociales circula la historia de Morita, una perrita que fue rescatada tras ser abusada sexualmente por su dueño.

 

El can sufría de abusó por parte de su dueño, un adolescente que contaba con permiso de sus padres para realizar la acción, en Bogotá, Colombia.

 

El Instituto de Protección Animal, junto a la policía del país, salvaron al animal; «Se mostraba temerosa y agresiva con los hombres», comentó uno de los encargados de la liberación del can.

 

Según informes, los padres argumentaron que permitían a su hijo tener relaciones sexuales con Morita, ya que era una práctica normal de la región de donde provenían.

 

dpc