Luego de que el pasado fin de semana ocurriera una explosión en un ducto de Pemex en Tlahuelilpan, Hidalgo, varias familias afectadas han perdido a sus seres queridos.

 

Tal es el caso de la familia Reyes Solis, donde la madre, hija y nuera perdieron a sus esposos en el incidente.

 

A través de En Punto, con Denise Maerker, se difundió una entrevista a las afectadas donde Cenorina Solís, esposa de uno de los fallecidos, declaró: «Nos quedamos mi hija, yo y mi nuera, siete huérfanos, siete chiquitos, no sé qué voy a hacer con tanto niño”.

 

La mujer afirma que luego del suceso encontró a su esposo Lorenzo Reyes de 58 años, quien era albañil de profesión, en el hospital de Ixmiquilpan. Cenorina Solís mencionó que tenía la esperanza de que su marido sobreviviera, sin embargo, éste no lo consiguió.

 

A su vez, agregó que además de su esposo, también sufrió la perdida de su hijo Alejandro de 24 años de edad, quien se dedicaba a ayudar a su padre.

 

Al respecto la esposa del joven, María de Jesús Sánchez declaró: «Ese día se acercó a ver, le dije ‘no te acerques tanto para allá, vente para acá’ y dijo ‘no, nomás aquí en la orilla’ y en menos de 15 minutos que él entró vimos que prendió y lo que yo hice fue correr a buscarlo».

 

Apuntó que hasta el momento, tras acudir a hospitales, la Semefo y la Casa de la Cultura, no ha tenido información sobre Alejandro.

 

Finalmente, Liliana Reyes Solís, cuñada de María del Jesús, e hija de Cenorina Solís, relató que su esposo, quien también resultó victima de la explosión, era el sustento de la familia, pues tenían cuatro hijos juntos. «Nomás lo que quiero es encontrarlo para estar más tranquila, mi hermano que también está desaparecido igual dejo tres niñitos, mi papá él lamentablemente si falleció en el hospital de Ixmiquilpan, igual se quedó mi mamá sola”, dijo.

 

gac

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.