A poco más de 36 horas de la explosión en un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex), en el municipio de Tlaltehuilpan, Hidalgo, que costó la vida de 79 personas, en el lugar del siniestro solo permanecen una veintena de soldados y elementos de la Policía Federal.

Los peritajes, indicó el personal castrense, concluyeron ayer por la tarde.

Hoy por la mañana el paso por la carretera Tlaltehuilpan-Teltipan estaba abierto pero fue cerrado por el Ejército Mexicano más tarde.

En el municipio de Tlaltehuilpan y Teltipan han comenzado los sepelios de los cuerpos que han sido identificados hasta el momento.

Entre la población ha comenzado la labor de búsqueda de desaparecidos, cuya lista sumaba 71 personas, seis de ellas mujeres.

Autoridades municipales dispusieron de transporte para trasladar a familiares desde este municipio hacia la Ciudad de México y llevarles a distintos hospitales donde se encuentran heridos aún sin identificar.

Hasta las 9:30 se habían registrado para acudir a la capital 17 personas que buscaban a nueve familiares.

gac

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.