En el recorrido de las instalaciones del albergue se conoció la atención médica que se brinda a los extranjeros, preservando siempre su derecho a la salud

El embajador de Honduras en México, Alden Rivera Montes informó que de los cinco mil hondureños que están en Baja California, 3 mil 500 de ellos aún no deciden si se quedarán en México o solicitarán estancia legal al gobierno de Estados Unidos.

Ayer, el Comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), Tonatiuh Guillén López; el subsecretario para América Latina y el Caribe, Maximiliano Reyes, y el embajador de Honduras en México, Alden Rivera, visitaron el albergue El Barretal, en Tijuana, Baja California, para analizar acciones y estrategias de atención a la caravana migrante.

En el recorrido de las instalaciones del albergue se conoció la atención médica que se brinda a los extranjeros, preservando siempre su derecho a la salud.

Rivera Montes dijo que dos mil de sus paisanos decidieron regresar a su país y detalló que dos 500 hondureños están en el albergue el Barretal de Tijuana y otros mil 500 se encuentran distribuidos en los albergues de aquella entidad y otros 900 se alojan en Mexicali.

La comitiva acudió al hospital móvil que instaló la Secretaría de Salud de Baja California en el albergue El Barretal.

Con el propósito de analizar y atender la situación en la frontera, también visitaron las inmediaciones de la unidad deportiva Benito Juárez, en Tijuana, donde también permanecen algunos centroamericanos.

LEG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.