Debido a la inseguridad, cerca de 80% de tiendas tradicionales han tomado al menos una medida para mantener seguro su negocio, desde reducir el horario de apertura hasta evitar la venta de bebidas alcohólicas o surtirse mediante promotores, indica la última Encuesta Nacional de Seguridad Pública del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En cuanto a la ciudadanía –a escala nacional–, 70% indicó que considera la calle y el cajero automático como los lugares con mayor percepción de inseguridad; mientras que en el Valle de México, 85% piensa que se trata del transporte público.

La falta de seguridad ha provocado que los mexicanos tengan nuevos hábitos en diversos rubros. Por ejemplo, una de cada cuatro personas (25%) redujo sus visitas a parques, museos y plazas comerciales, indican las estimaciones del instituto.

“Está claro que la inseguridad y la violencia son temas de alta complejidad que derivan en cambios de conducta diversos en la ciudadanía y debemos tomarlos en cuenta para enfrentar con anticipación esta problemática”, explicó el secretario general del Consejo Nacional de Seguridad Privada, Ángel Nava Trechuelo.

En este sentido, afirmó que el conflicto repercute en la economía, pues afecta la inversión local y extranjera, en la competitividad y en diversos sectores.

“La magnitud de la inseguridad en México, no sólo afecta la tranquilidad y la paz de la población, que son factores más que suficientes para poner todos los reflectores sobre este fenómeno; repercute notoriamente en la inversión local y extranjera, en la competitividad, el turismo, el comercio y un sinfín de actividades productivas más, así como en varios hábitos de la población que apenas estamos identificando”, expresó.

Por ello, reiteró el compromiso del Consejo Nacional de Seguridad Privada AC para trabajar con el Gobierno, para garantizar la seguridad en el país.

Xavier Rodríguez

LEG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.