Con cuatro votos en contra y tres a favor de la nulidad de las elecciones a gobernador, el TEPJF ratificó el triunfo de Martha Erika Alonso Hidalgo

Con cuatro votos en contra y tres a favor de la nulidad de las elecciones a gobernador, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ratificó el triunfo de Martha Erika Alonso Hidalgo.

 

El voto decisivo estuvo a cargo de la magistrada presidenta, Janine Otálora Malassis, quien consideró que no había pruebas fehacientes de que se hubiera roto la cadena de custodia, por lo cual votó en contra del proyecto de José Luis Vargas Valdez.

 

Rechazan nulidad

El magistrado Reyes Rodríguez Mondragón coincidió en que se presentaron irregularidades en la jornada electoral y en el resguardo de los votos, no obstante consideró que no eran suficientes para anular la elección.

 

En su intervención, el magistrado Indalfer Infante González rechazó que el IEE haya sido poco profesional en el cuidado de la paquetería electoral, pero dijo que sí hubo una omisión por su parte, la cual debería cuestionarse bajo qué intención.

 

Pese a lo anterior, consideró que la coalición Juntos Haremos Historia no señaló en su momento en su recurso de impugnación en el tribunal local el argumento que se había roto la cadena de custodia y mantuvo en su recurso de inconformidad otras supuestas anomalías que se desecharon en el proyecto de José Luis Vargas Valdez, como la violencia el día de la jornada electoral, la supuesta intervención del gobierno del estado y la detención de brigadistas.

 

Por ello, consideró que la ruptura de la cadena de custodia en la bodega del IEE no era “suficiente para anular la elección”.

 

Consideró que la elección poblana fue de las que registró mayor participación ciudadana y defendió el voto diferenciado entre un cargo y otro, como, dijo, sucedió en la entidad poblana. A la vez de que opinó que no se había perdido el principio de certeza de la cadena de custodia.

 

Critican actuar del IEE

Tres de los siete magistrados –que votaron a favor de la nulidad- señalaron que el Instituto Electoral del Estado no custodió de forma adecuada los paquetes electorales, por lo cual estuvieron expuestos y la cadena de custodia se habría roto.

 

El ponente José Luis Vargas Valdez señaló que las autoridades electorales locales alteraron la bitácora de las personas que entraron a la bodega donde resguardaban las boletas, además de que sólo otorgaron 11 días al TEPJF del material de videovigilancia de 53 días en los que tuvo los votos.

 

A esto sumó la entrada en 50 ocasiones de personas a la bodega y la apertura de paquetes sin la presencia de los representantes de los partidos políticos.

 

A su vez, Felipe Alfredo Fuentes Barrera coincidió con todo el proyecto del ponente, en que se rompió la cadena de custodia y por ende se habría perdido la certeza de los resultados.

 

Mónica Aralí Soto Fregoso –quien se extendió en su explicación por más de una hora- consideró que los consejos distritales y el voto por voto no ofrecen certeza y dijo basar su decisión por anular en un análisis cualitativo, como el descuido en la custodia del material electoral en la bodega del IEE y los accesos en el lugar, lo cual determinó que no permitía tener certeza de los resultados.

 

 

fahl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.