Alston cuestiona cómo en la quinta nación más rica pueden existir 14 millones de personas (una quinta parte de la población) viviendo en algún grado de pobreza

Tras una visita oficial de dos semanas por distintas ciudades del Reino Unido para recabar información y datos, el australiano Philip Alston, enviado especial del Consejo de Derechos Humanos de la ONU para temas de pobreza extrema, hizo públicos los resultados preliminares del reporte que presentará en Ginebra en unos meses ante dicho Consejo.

En esencia, Alston cuestiona cómo en la quinta nación más rica pueden existir 14 millones de personas (una quinta parte de la población) viviendo en algún grado de pobreza. De esta cifra, 4 millones están más del 50% por debajo de la línea de pobreza, y 1 millón y medio vive en la indigencia sin “no poder pagar lo esencial”.

Asimismo, el también abogado reportó que, según el Instituto de Estudios Fiscales (centro de investigación en Londres), bajo las condiciones actuales, se proyecta un incremento de la pobreza infantil de hasta 7% para 2022, “y varias fuentes predicen tasas de pobreza infantil de hasta 40 %” para ese año.

“Es injusto y contrario a los valores británicos que tantas personas vivan en pobreza”, menciona el reporte, y culpa de la situación a la austeridad impuesta por el partido Conservador que gobierna desde 2010.

Desde ese año, menciona The New York Times, se han recortado 30 mil millones de libras del presupuesto, afectando áreas como la asistencia social y los subsidios a la vivienda. Alston y su equipo calificaron estas medidas como “una decisión política” que inflige una “miseria innecesaria”.

El reporte llega solo semanas después de que Theresa May convocara al “fin de la austeridad” para aumentar el gasto público en áreas como salud, defensa y educación, en los próximos 5 años.

En respuesta, el Departamento del Trabajo y Pensiones rechazó las conclusiones: “Los ingresos familiares nunca habían sido más altos; la desigualdad de ingresos ha disminuido; el número de niños que viven con padres sin empleo está en un mínimo histórico; y ahora hay un millón de personas menos viviendo en pobreza absoluta en comparación con 2010”.

Además, recalcaron el récord en empleos que se ha alcanzado, reflejado en el hecho de que durante el mandato de May se rompió, por primera vez desde 1971, el techo de 74 % en la tasa de empleo nacional.

La polémica se nutre por la divergencia en mediciones. Alston, según la BBC, llegó al dato de 14 millones de pobres usando los criterios de la Comisión de Métricas Sociales, una ONG que reúne expertos independientes de think-tanks y organizaciones benéficas; esto debido a que, desde 2015, el Reino Unido no cuenta con una medición oficial de pobreza, ya que el entonces gobierno de David Cameron la abolió argumentando fallas en la misma.

Por ello, el “millón de personas menos (…) en pobreza absoluta en comparación con 2010” que presume el gobierno de May, es constantemente criticado, pues, como sostiene la BBC, está basado en criterios de medición desactualizados del periodo 2010-2011.

LEG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.