Por la tarde, alrededor de 250 centroamericanos marcharon desde el albergue, ubicado en la alcaldía Iztacalco, hasta la calle Alejandro Dumas en Polanco

Representantes de la Unidad de Observación del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México se reunieron la tarde este jueves con los coordinadores de la caravana de migrantes, quienes pedían autobuses para llegar a la frontera norte.

Jorge Alberto Nava, miembro de la Unidad de Observación, recibió alrededor de las 17:30 horas al coordinador del contingente en la Ciudad de México, Milton Benítez, y a un grupo de 15 personas.

Benítez había demandado previamente 150 autobuses que les permitieran llegar seguros hasta la frontera del país, y así solicitar refugio al Gobierno de Estados Unidos.

Pasadas las 19:00 horas, éste se acercó hacia los migrantes y dijo: “Nos fue muy bien”, lo que provocó gritos de alegría de los migrantes que ahí se encontraban y afirmar: “Sí se pudo, sí se pudo” y “gracias México”.

Sin embargo, hasta el cierre de esta edición no existía una confirmación respecto a la respuesta a su demanda de transporte, por lo que decidieron regresar al estadio Jesús Martínez Palillo, donde se esperaba que realizaran un pronunciamiento.

Mientras se llevaba a cabo la reunión, los migrantes que se encontraban afuera realizaron una lista con sus nombres para ser los primeros en ser considerados en caso de que sus peticiones fueran resultas.

“Los otros allá se quedaron dormidos (en el estadio). Nosotros anoche nos organizamos para ver quién venía hasta acá, pero otros se quedaron jugando cartas, a la pelota, comiendo… caminamos casi 10 kilómetros para llegar hasta acá”, expresó Ever, un migrante hondureño de 26 años.

Por la tarde, alrededor de 250 centroamericanos marcharon desde el albergue, ubicado en la alcaldía Iztacalco, hasta la calle Alejandro Dumas en Polanco, para solicitar autobuses que los acerquen a Estados Unidos.

LEG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.