Puma y las causas sociales

Florencia Alduncin

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Puma recuerda el 68. Una de las marcas líderes en el mundo, que suma 70 años de experiencia, que impulsa el deporte y la cultura a través de atletas, cantantes, o figuras publicas se posiciona como número uno en los siguientes deportes: atletismo, futbol, baloncesto, training y golf. Con presencia en más de 120 países, con más de 13 mil empleados en todo el mundo.

¿Pero qué tiene que ver Puma, con el deporte y la moda?

Su nueva colección está basada en el atleta olímpico de los 200 metros libres, Tommie Smith. Batió el récord de 19.83 segundos, jugó en Cincinnati Bengals cuando todavía existía la AFL (American Football League), en 1969, como receptor abierto. Por lo que mucha gente lo recuerda, es por el famoso Silent gesture de las Olimpiadas de México 68. Un gesto que en esa época provocó un debate global sobre los derechos civiles y la igualdad universal. Ya que 10 días antes se vivió una situación de terror en México, la masacre de Tlatelolco. Al momento de la premiación levantó su puño por todos los estudiantes que habían perdido la vida defendiendo sus ideales.

Los capitanes de esta labor social son: El rapero Meek Mill, quien se dedicara de lleno a la reforma de la justicia penal. SKYLAR Diggins-Smith, jugadora profesional de WNBA All-Satr, ella estará cargo del tema de la igualdad de genero. Tommie Smith, quien defenderá los temas de igualdad universal. El plan es que en los próximos meses, los capitanes seleccionarán a sus embajadores para poder hacer de esto un movimiento masivo.

Puma lo único que quiere es “ir mas allá de la inspiración y transformar las intenciones en acciones”. Gracias a este lema, los capitanes trabajarán, identificaran los problemas y podrán ofrecer los mejores beneficios posibles.

Más del autor