Un escolta del Arzobispo Emérito de la Arquidiócesis de la Ciudad de México, perdió la vida al enfrentar a balazos a un sujeto que intentó ingresar al hogar del cardenal

Armando Martínez, abogado del cardenal Norberto Rivera, aseguró que la balacera se trató de un ataque directo a la casa y no al religioso como se había dicho en un principio.

 

En entrevista con Ciro Gómez Leyva, el defensa señaló que no hay elementos que determinen que se trataba de un secuestro o asesinato; «la oportunidad la hubieran tenido, si este fuera el caso. El cardenal venía a celebrar la misa en un lugar público en el sur de la Ciudad de México, en el que no había vigilancia, sólo estaba un oficial de la policía bancaria. Si hubiera sido el caso, más oportunidades las hubieran tenido en otros lados»; enfatizó que no se trató de un ataque directo, «tan es así que el cardenal sigue haciendo su vida normal».

 

La línea de investigación va en torno a agresión directa de robo, no hacia otra cosa. La indagatoria es por lesiones con arma de fuego que causó la muestra de un elemento de la policía bancaria. Y en se sentido fue la declaración del cardenal el día de ayer.

 

 

Un escolta del Arzobispo Emérito de la Arquidiócesis de la Ciudad de México, Norberto Rivera Carrera, perdió la vida al enfrentar a balazos a un sujeto que intentó ingresar al hogar del cardenal.

 

Alrededor de las 15:00 horas, un par de individuos llegaron al domicilio que está en la esquina de las calles Camelia y Francia, colonia Florida, alcaldía de Álvaro Obregón. Uno de ellos llegó vestido de militar, llamó a la puerta diciendo que entregaría un paquete.

 

Sin embargo, cuando le abrieron, el sujeto disparó y lesionó a uno de los elementos de seguridad de la casa; sus compañeros repelieron la agresión, pero el individuo logró escapar con ayuda de su cómplice abordo de una camioneta.

 

El agente adscrito a la Policía Bancaria e Industrial (PBI), Javier Hernández fue trasladado en una ambulancia al Hospital Álvaro Obregón, donde falleció minutos después a consecuencia del impacto de bala.

 

aarl

 

aarl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.