Foto: Captura de video En cuanto a la ubicación del proyecto, sostuvo que ésta fue definida mediante diferentes estudios realizados desde hace décadas por expertos nacionales e internacionales  

Cancelar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), tendría como consecuencia la pérdida de confianza de los inversionistas, hecho que afectaría cualquier intento de financiar alguna otra obra de infraestructura en el futuro, aseguró el secretario de Turismo, Enrique de la Madrid.

 

Mediante un video difundido en redes sociales, el titular de la Sectur aseguró que “la confianza lleva años construirse, segundos destruirse y una eternidad restablecer, en esta nueva economía de conocimiento la conectividad es clave».

 

 

De la Madrid puntualizó que si se quiere lograr un país próspero, y que este sea justo e incluyente, es necesario que nos conectemos con el mundo, y ese es el propósito del NAIM.

 

El titular de la dependencia dijo que dicho video sólo tiene como objetivo dar a conocer su punto de vista con base en su experiencia dentro de sector turístico y el comercio a nivel internacional, todo esto en el marco de la consulta ciudadana que se realizará esta semana.

 

Además, De la Madrid puntualizó que el 99% de los contratos del NAIM se han asignado mediante licitaciones internacionales, y negó que haya corrupción en la realización de la obra de Texcoco.

 

«Y si hubiera un acto de corrupción, habrá que castigarlo, no perdonarlo, pero no por el se debe detener la obra y afectar a millones de mexicanos», dijo.

 

 

Advirtió que cancelar el proyecto de Texcoco dejaría sin trabajo a miles de empleados, y aumentaría la deuda pública al menos 100 mil millones de pesos, ya que se compensaría a los inversionistas, proveedores y se tendrían que hacer pagos por la cancelación del aeropuerto.

 

«Costaría mucho más cancelarlo que terminarlo y, además, nos quedaríamos sin aeropuerto», precisó el secretario y añadió que dañaría el buen desempeño que tiene el sector turismo y comercial, los cuales, son motores de la economía.

 

En cuanto a la ubicación del proyecto, sostuvo que ésta fue definida mediante diferentes estudios realizados desde hace décadas por expertos nacionales e internacionales, y que el NAIM está ubicado a solo cinco kilómetros del actual aeropuerto, además de que se construye en tierras federales, “en medio de la mayor concentración de habitantes en nuestro país”.

 

Contrastó que hacer las dos pistas en la Base Aérea de Santa Lucía no tiene un proyecto ejecutivo que permita estimar costos y un tiempo de ejecución.

 

«De concretarse, sería una alternativa mucho más costosa y menos conveniente para los usuarios, al exigirles a las personas o a la años carga, tener que desplazarse a más de tres kilómetros entre un aeropuerto», confirmó.

 

 

aarl