Entre colores, mariachis y flores de cempasúchil, fue inaugurada la segunda edición de la exposición Mexicraneos «Hacemos Calle«, organizada por el gobierno de la Ciudad de México, el grupo J. García López y Locos por el Arte, la cual contará con 54 cráneos exhibidos a lo largo de Paseo de la Reforma, del Angel de la Independencia a La Glorieta de la Palma; la exhibición enmarca el inicio de las festividades de Día de Muertos en la Ciudad de México.

Las piezas fueron hechas por artistas nacionales e internacionales, con la intención de exaltar el orgullo mexicano y las tradiciones. A lo largo de 500 metros es ilustrada por una amplia gama de colores la historia de nuestro país. Oscar Padilla, director general de J. García Lopez declaró que Mexicráneos se organiza “Porque todos somos parte de una historia más grande, México”.

En esta edición, se contará con 35 cráneos nunca antes vistos. Algunos nombres de las creaciones que enmarcan la exposición son «Muerte Colorida» de Valérian, «Mar Adentro» de Martha Sotomayor, «El jaguar y la buganvilia, símbolo de poder, tradición y color» de Apartment 415 y «Los muertos están vivos» de Javier Andrés.

En exclusiva para 24 HORAS, la artista mexicana Vero Villareal Sada, autora del cráneo “Mi México” donde conjuga materiales reciclados como el vidrio y tonos entre fríos y cálidos, dijo que la idea surge por querer retratar “El esfuerzo y la energía de los mexicanos, la unión que nos ha caracterizado siempre”.

Este año con el fin de llegar a más público, se podrá acceder a un pabellón digital y talleres de manualidades. La Ofrenda Virtual, El Baile de la Vida y El Culto Mexica son las actividades tecnológicas para toda la familia que estarán en la exposición, las cuales ofrecen distintas experiencias como transportarse a un mundo de fantasía ambientado por folklore y conocer los elementos representativos de las ofrendas a través de hologramas y sonidos.

Durante la inauguración, se presentó la obra Dualidad de Delia González,  joyera mexicana proveniente de Taxco, Guerrero, que contiene elementos de plata y obsidiana, buscando plasmar la transmutación de nuestra cultura, la representación de la mexicanidad y sus etapas.

La creación “Xoloitzcuintle, perro sagrado de los aztecas” fue realizada por el artista Ignacio Villanueva, hecha a base de chaquira de cristal con ayuda de huicholes de la Sierra Norte de Jalisco, tratando de expresar la importancia mitológica de esta raza característica de México.

Durante 28 días la exposición adornará una de las calles más emblemáticas de la Ciudad de México, es totalmente gratuita y para todas las edades.

 

PL