Foto: Reuters Michael es tan poderoso que se espera que siga siendo un huracán a medida que avanza hacia el centro de Georgia  

El poderoso huracán Michael tocó tierra hoy en el noroeste de Florida como un ciclón casi de categoría 5, con vientos devastadores de 250 kilómetros por hora que de inmediato derribaron árboles, provocó lluvias torrenciales y oleajes que inundaron casas en el turístico estado.

 

El huracán tocó tierra a la 13:30 hora local cerca de México Beach, una zona con menos de mil 200 habitantes, ubicada al este de Panamá City.

 

Un equipo de World Central Kitchen, una ONG, se encuentra en el Centro de Operaciones del condado Bay, en Panama City, preparando cientos de comidas por ahora para los servicios de emergencia, pero dispuesto a alimentar a los damnificados en cuanto pase el huracán.

 

«Estamos analizando de cerca la magnitud del daño causado por el huracán y estamos listos para elevar nuestra respuesta para servir también a los refugios que lo necesiten», dijo a Efe Jeannette Moreland, de esta ONG.

 

Más de 30 mil hogares y negocios en Florida se quedaron sin electricidad en el noroeste del estado, de acuerdo con la compañía eléctrica Duke, que estima que el número podría llegar a entre 100 mil  y 200 mil .

 

Michael es tan poderoso que se espera que siga siendo un huracán a medida que avanza hacia el centro de Georgia.

 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró la emergencia para que Florida reciba los fondos federales y el Departamento de Seguridad Interna y la Administración Federal de Manejo de Emregencias (FEMA) coordinen todos los esfuerzos de ayuda con autoridades estatales y locales.

 

DPC