Fue detenido el martes acusado de haber intentado ayudar a entrar de manera ilegal a Italia al hermano de su compañera Lemlem Tesfahun

ROMA.- Manifestaciones espontáneas se realizaron hoy en varias ciudades italianas y otras más fueron convocadas para los próximos días en protesta por el arresto del alcalde de Riace, Domenico Lucano, símbolo de la integración de los inmigrantes y ahora acusado de favorecer la inmigración irregular.

Cientos de personas expresaron su solidaridad a Lucano en marchas en las ciudades de Roma, Nápoles y Palermo, mientras en Riace, en la meridional región de Calabria, los ciudadanos entrevistados por las televisoras locales dieron en masa su apoyo al alcalde puesto bajo arresto domiciliario.

 

Lucano fue detenido el martes acusado por la magistratura de haber intentado ayudar a entrar de manera ilegal a Italia al hermano de su compañera Lemlem Tesfahun, otorgándole documentos falsos.

 

Además, habría arreglado bodas ficticias entre extranjeras e italianos para impedir que las mujeres fueran expulsadas de Italia.

 

Lucano también fue imputado de forzar las reglas para otorgar directamente a dos cooperativas de Riace el encargo de la recolección y transporte de desechos.

 

Sin embargo, la investigación abierta por la fiscalía de Locri desechó las acusaciones más graves, como asociación delictiva, fraude al Estado, malversación de fondos y concusión.

 

La propia ordenanza del arresto reconoció que el manejo de fondos por parte de la administración de Lucano fue “desordenada”, pero no registró ilícitos y “nadie se embolsó un centavo”.

 

El escritor Roberto Saviano denunció que Italia se parece cada vez más a una dictadura y que ahora “se criminaliza la solidaridad”.

 

“La motivación del arresto de Mimmo (diminutivo de Domenico) Lucano es el favorecimiento de la inmigración clandestina, pero no se lee en la indagación que Mimmo Lucano haya actuado por un interés personal”, escribió Saviano en un artículo del diario La Repubblica.

 

Resaltó que Lucano “hizo política en el único modo en que es posible en un país con leyes inicuas”, y que puso en práctica la desobediencia civil, que «es la única arma que tenemos para defender no solamente los derechos de los inmigrantes, sino los derechos de todos”.

 

A pocas horas del arresto de Lucano, el ministro del Interior y verdadero “hombre fuerte” del gobierno italiano, Matteo Salvini, había aplaudido la iniciativa de la magistratura contra uno de sus enemigos declarados.

 

“¿Qué dirán ahora Saviano y todos los buenistas que querrían llenar Italia de inmigrantes?. Yo sigo adelante. #puertos cerrados #corazones abiertos”, escribió Salvini en su cuenta de la red Twitter.

 

El modelo de integración de inmigrantes emprendido por Lucano en Riace fue aplaudido en el mundo, incluso el cineasta Wim Wenders rodó un documental en la ciudad calabresa.

 

A través de la acogida de inmigrantes, que podían contar con apoyo para aprender un oficio y rentar una casa, Riace reactivó su economía y revertió el despoblamiento para contar en la actualidad con unos mil 800 habitantes, un tercio de ellos extranjeros.

 

Mientras, organizaciones no gubernamentales y partidos de izquierda convocaron para el próximo sábado en la localidad calabresa a una manifestación de apoyo a Lucano.

GAC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.