El Gobierno de la Ciudad de México arrancó la rehabilitación del Archivo General de Notarías, con el fin de organizar documentos, como títulos de propiedad y testamentos, que se encontraban perdidos después del sismo del año pasado.

A raíz del temblor del año pasado, se desmontaron más de un millón y medio de libros, los cuales se pusieron en resguardo dadas las afectaciones del inmueble ubicado en Candelaria de los Patos s/n, 10 de Mayo.

Durante la presentación de los avances de la rehabilitación, Claudia Angélica Nogales Gaona, directora general jurídica y de estudios legislativos de la Consejería Jurídica local, informó que el sismo provocó que colapsaran anaqueles completos y, aunado a los problemas de las tuberías del Archivo General, se tuvo que resguardar los documentos, lo que obligó al gobierno capitalino a suspender varios trámites.

A través del trabajo de 600 jóvenes inscritos en el InjuveCDMX, en una semana se ha logrado colocar 44 mil libros en tarimas, 74 mil libros agrupados por notarías y 16 mil libros en anaqueles, es decir ya clasificados.

José Ramón Amieva, jefe de Gobierno local, mencionó que la protección del acervo resguardado en el Archivo General de Notarías, respeta la voluntad y la toma de decisiones de todas y todos que han determinado el destino de sus bienes.

En ese sentido, destacó la importancia de ordenar y poner en salvaguarda todos los documentos y agradeció la labor que realiza el InjuveCDMX en la reorganización de los libros.

DPC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.