Del sandinismo a la contra... y luego, ¿al orteguismo? Quien fuera el Comandante Cero habla en una entrevista exclusiva para 24 HORAS, a través del periodista Alberto Carbot, sobre la situación actual en Nicaragua. Reflexiona acerca del régimen de Daniel Ortega, quien fue su compañero de lucha y después su rival.

«Lamentamos la muerte de cualquiera»

Edén Pastora, el famoso «Comandante Cero», el héroe nicaragüense quien en 1978 encabezó la toma de Palacio Nacional, conocida como la Operación chanchera -y luego fue relegado por denunciar el desvío de los ideales de la Revolución que derrocó a la sangrienta dinastía Somoza-, asegura que a través de las ONGs y otros medios propiciaron en Nicaragua un golpe que hoy se conoce como “golpe blando”… Y que esto lo vienen preparando Estados Unidos y las fuerzas más reaccionarias de derecha del país, desde hace años.

 

Vivimos –dice- una política de la oposición, al más puro estilo terrorista, matando, secuestrando, torturando, quemando los cadáveres de sandinistas, que sólo habíamos visto en los estados islámicos; nunca en Nicaragua. Su opinión no puede desdeñarse, pues analiza la actual situación de su país, sin claudicar a sus ideales ni a su honestidad intelectual.

 

Edén Pastora, es un hombre al que le gusta hablar del tema que más le apasiona: la política. Le comento que el panorama nicaragüense luce muy complicado a nivel local e nivel internacional y que incluso algunos organismos internacionales han condenado la situación, y el propio gobierno  de Estados Unidos ha señalado su más enérgico rechazo. ¿Qué opina de todo ello? -le preguntó.

 

“Bueno, sobre la postura de Estados Unidos es obvia; es una postura imperial y no nos extraña.  Históricamente ha sucedido con muchos países en América Latina, pero el presidente Daniel Ortega se ha manejado muy bien, porque ha pedido la intervención de la ONU, la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Comunidad Europea (CE), como testigos de un diálogo, porque aquí somos partidarios de resolver cualquier crisis haciendo uso de ese don de la palabra, que Dios nos dio.

 

Ya Europa la ONU y OEA han respondido afirmativamente como parte del diálogo, como observadores y mediadores. Al interior del país, solamente 3 obispos de la Iglesia católica de la Conferencia Episcopal de Nicaragua apoyan a los grupos violentos de la oposición y no condenan a los adversarios del sandinismo; por el contrario, han estado criticando al mejor gobierno que hemos tenido los nicaragüenses  en nuestra historia independiente.

 

“Están pidiéndole al gobierno que renuncie y no están desempeñando su papel de mediadores. Nacionalmente considero que está solucionado el problema y a nivel internacional vamos ganando la batalla. El problema era la violencia. Más de 200 bloqueos y barricadas que impedían a los nicaragüenses su movilidad en calles y carreteras; de hecho vivíamos secuestrados.

 

“Afortunadamente se acabaron los bloqueos; ya somos libres y vamos para adelante a recuperar la paz que nos permita desarrollarnos en todos los aspectos políticos, sociales y económicos. Sin embargo, vivimos varios meses una política de la oposición, al más puro estilo terrorista, matando, secuestrando, torturando, quemando los cadáveres de los sandinistas, que sólo habíamos visto en los estados islámicos; nunca en Nicaragua.

 

“No obstante, el peor error que cometieron los golpistas, fue unirnos a todos los sectores sandinistas, y darle oportunidad al sandinismo menor de 40 años, de que se diera cuenta de lo que era  la Revolución y la contrarrevolución actual, y acrisolara sus ideales.

 

-El accionar del gobierno de Ortega y la señora Rosario Murillo ha sido muy cuestionado a nivel internacional. ¿Considera que la violencia tiene otros motivos que no necesariamente tienen que ver con cuestiones sociales?

 

“Pensar que el Imperio no estuvo metido en esta asonada, en este intento de golpe, es pensar que no existe la política Imperial norteamericana.

 

“Definitivamente a través de las ONG, a través de otros medios -cuando mejor estábamos-,  propiciaron un golpe que hoy se conoce como golpe blando… Y esto lo vienen preparando los  Estados Unidos y las fuerzas más reaccionarias de derecha del país, desde hace años.

 

-Pensé en un momento dado que usted iba a estar en contra del accionar del gobierno de Daniel Ortega. En una entrevista que yo le hice hace tiempo, usted me dijo –y cito sus palabras-: “Para ilustrar las dimensiones de cómo se operó la verdadera metamorfosis de los comandantes idealistas y apasionados, en hombres  ambiciosos y egoístas, Edén Pastora señala que nos metimos a las mansiones de los somocista, usamos los carros de los somocista comimos como somocista y hasta nos metimos como las mujeres somocistas”…

 

“Eso es cierto y lo sostengo, pero estas palabras fueron dichas al criticar la política de los años 80s, pero no vamos a quedarnos convertidos en estatuas de sal. El gobierno de los 80s fue un gobierno colectivo, de unidad, de 9 comandantes, no exclusivo de Daniel Ortega. A él se le puede responsabilizar sólo de los últimos 11 años.

 

“A aquel gobierno colegiado yo lo critiqué y lo combatí con las armas en la mano; no era Daniel, sino 9 comandantes. Y hoy gran parte de ellos echaron a perder la más bella de las revoluciones, entre ellos Henry Ruiz, Luis Carrión, Jaime Willock Román, y otros miembros de la dirección histórica del Frente Sandinista, que están hoy fuera y en las filas de la derecha.

 

“Este es un gobierno de Daniel Ortega, que es distinto y esto lo reconoció la comunidad internacional en los últimos 11 años. Aquella fue una circunstancia que yo combatí. Y si este gobierno estuviera haciendo lo mismo, le doy mi palabra que yo mismo lo estuviera combatiendo.

 

-¿Considera entonces que Daniel Ortega está haciendo lo correcto?

 

“Definitivamente. Todas las instituciones internacionales han reconocido el trabajo realizado en los últimos años. Es el gobierno con más reconocimiento de las instituciones internacionales en América Latina, después de Panamá y México; la administración con más salud, educación, vivienda y vías de comunicación.

 

“El actual gobierno nicaragüense ha logrado gran reconocimiento por sus  niveles de salud, educación y vivienda; el gobierno que ocupa el 5º lugar en América Latina por sus carreteras y calles; con 40 proyectos sociales y reconocido por el Banco Mundial y el BID.

 

-Pero ciertamente ¿qué le dicen al mundo esos más de 200 muertos, que algunos aseguran ha provocado el gobierno de Daniel Ortega?

 

“La violencia genera violencia. Primero, no es la cifra que asegura la Corte Internacional de Derechos Humanos, que llegó a Nicaragua como visita de médico, y luego de 2 o 3 días salió a decir que eran 400, que son 300. Quiero decir que lamentamos la muerte de cualquier nicaragüense del bando que sea, porque a nosotros nos han matado más de 100 compañeros. Ellos hablan de paramilitares, y le llaman así a la policía voluntaria que asistió a la policía, que es legal.

 

“La cifra total de muertos es 190 -que de todas maneras es una monstruosidad-, durante esos 3 meses que hemos estado secuestrados. ¿Pero usted se imagina qué se hubiese pasado en México si la oposición hubiese mantenido bloqueos callejeros y carreteros totales durante 3 meses y la respuesta de ellos hubiesen sido las balas o los asesinatos bestiales?

 

“Aquí cuando la policía quitaba los bloqueos, le respondían con balas. La violencia genera violencia. Ahí están los videos de la gente que cuando actuaba, era detenida, torturada y asesinada, quemada en las calles; una actitud sólo vista en el Estado Islámico. Y eso, quienes critican al gobierno de Daniel Ortega, no lo cuentan en realidad como realmente es.

 

-¿Me dice usted que a nivel internacional tenemos una imagen diferente a lo que ocurre en el país?

 

Totalmente distinta. Venga a Nicaragua y -aunque algunos grupos se empeñen en dar una imagen diferente a lo que se vive- verá que ya está todo en paz, y que no estamos en guerra y no nos seguimos matando.

 

“Las redes sociales y las ONGs -financiadas por instituciones y con dinero estadounidense-, controlan los grandes consorcios informativos a nivel mundial. Los dueños son de derecha y no van a defender a un gobierno de izquierda que está haciendo una revolución en libertad y democracia” –asegura Edén Pastora, el célebre Comandante Cero.

 

Alberto Carbot/I de II partes

 

LEG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.