Las autoridades constataron que debido a los protocolos de auxilio que se llevaron a cabo, se logró evitar una tragedia mayor

Hasta el momento de los 104 pasajeros que se encontraban en el avión Embraer 190 de Aeroméxico, han sido dados de alta 72 personas; tras el accidente en el aeropuerto Internacional Guadalupe Victoria, en Durango.

 

Reportan en calidad de delicados al capitán del vuelo, Carlos Galván Meyran, quien fue intervenido en la noche de ayer por una lesión cervical, con un mínimo riesgo de quedar paralítico; y una menor de ocho años que tiene el 25% de su cuerpo con quemaduras de primer y segundo grado.

 

«El piloto fue intervenido quirúrgicamente por una lesión cervical la tarde noche del martes, salió del quirófano al filo de las 11 de la noche, el reporte médico nos dice que su estado es reservado, está estable, fuera de peligro; la menor de ocho años está en el hospital materno infantil con quemaduras en el 25% de su cuerpo, son quemaduras de primer y segundo grado, también está fuera de peligro», aseguró Fernando Ríos, vocero de la Secretaría de Salud de Durango.

 

La delegación estatal del IMSS dio a conocer que de 13 lesionados que fueron internados en el Hospital General de zona número uno, se encuentran dados de alta 11 pasajeros.

 

También, el director general de Grupo Aeroméxico, Andrés Conesa, confirmó que las cajas negras del avión que fueron halladas, están intactas, por lo que se podrá agilizar las investigaciones para determinar la raíz del accidente.

 

«Seguramente nos dejará alguna enseñanza este accidente, pero una vez que se investigue, lo cual, yo anticipo, créanme no hay nadie que quiera saber que pasó más que nosotros mismos, pero hay que seguir los protocolos que se establecen para la investigación de accidentes liderados por la Dirección General de Aeronáutica Civil», dijo Conesa.

 

De igual manera, las autoridades constataron que debido a los protocolos de auxilio que se llevaron a cabo, se logró evitar una tragedia mayor.

 

«Hoy podemos hablar de que los protocolos de emergencia funcionan, que dan resultados, por eso los debemos de seguir adoptando y practicando, hoy muchos de los pasajeros que estaban en esta aeronave, me refiere a que la tripulación, las cuatro personas que estaban como tripulación hicieron un gran trabajo», destacó el director general de Segob, Ricardo de la Cruz Musalem.

 

El gobernador de Durango, José Rosas Aispuro, agregó que la prioridad y mayor preocupación es atender a los pasajeros nacionales y extranjeros que perdieron su documentación.

 

«Tenemos 10 extrajeros, ocho son norteamericanos, hay un español, una colombiana y el resto son un buen número de México americanos, paisanos de Durango que viven ya la doble nacionalidad allá, todos perdieron sus documentos, entonces estamos ahora con el apoyo de la Secretaría de Relaciones Exteriores».

 

En el lugar del incidente, siguen los respectivos peritajes para conocer las causas que provocaron el desplome del vuelo AM2431 de Aeroméxico que tenía como destino la Ciudad de México.

 

TFA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.