El cambio climático provocó que el año pasado se registraran en el mundo emisiones récord de gases de efecto invernadero, mientras que el deshielo en el Ártico también llegó a máximos históricos

El cambio climático provocó que el año pasado se registraran en el mundo emisiones récord de gases de efecto invernadero, mientras que el deshielo en el Ártico también llegó a máximos históricos.

Así lo revela el Informe del Estado del Clima 2017, publicado ayer, dirigido por científicos de los Centros Nacionales de Información Ambiental de la NOAA y en el que participan más de 500 científicos en 65 países.

Este estudio destaca que en 2017 los niveles de gases de efecto invernadero fueron los más altos registrados.

«Las principales concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera, incluido el dióxido de carbono (CO2), el metano y el óxido nitroso, alcanzaron nuevos récords. La concentración promedio mundial de CO2 en 2017 fue de 405 partes por millón, la más alta medida en el registro climático mundial actual de 38 años y los registros creados a partir de muestras de núcleos de hielo que datan de hasta 800,000 años», se lee en el reporte.

EU es el segundo mayor contaminante del mundo después de China, pero se ha retirado de sus compromisos medioambientales bajo el Gobierno de Donald Trump, quien ha llegado a manifestar que el cambio climático es «un cuento chino».

El documento de los especialistas también advierte preocupación el el deshielo en el planeta

«La cobertura ártica máxima del hielo marino cayó a un mínimo histórico. La extensión máxima (cobertura) de 2017 del hielo marino del Ártico fue la más baja en el registro de 38 años. El mínimo de hielo marino de septiembre de 2017 fue el octavo más bajo registrado, un 25 por ciento más pequeño que el promedio a largo plazo».

«La Antártida también registró una cobertura de hielo marino sin precedentes, que se mantuvo muy por debajo del promedio de 1981-2010. El 1 de marzo de 2017, la extensión del hielo marino se redujo a 811,000 millas cuadradas (2,1 millones de kilómetros cuadrados), el valor diario más bajo observado en el registro continuo de satélites que comenzó en 1978», añade.

Los hallazgos de la investigación apuntan que la tasa de crecimiento global de CO2 se ha «casi cuadruplicado desde principios de la década de 1960» y, aunque 2016 fue el año más caluroso en los tiempos modernos, 2017 no se quedó atrás con «condiciones mucho más cálidas que la media» en la mayor parte del mundo.

Así, de acuerdo al estudio, España, Argentina, Uruguay y Bulgaria, entre otros, experimentaron temperaturas récord anuales, mientras que México «batió su récord anual por cuarto año consecutivo».

«La temperatura media 2017 en México fue la más alto desde que comenzaron los registros de temperatura nacionales en 1971» se lee en el informe.

Ese año la temperatura promedio fue de 22.6 grados centígrados; 0.2 grados más que en 2016, y 0.5 grados más que en 2015. Además, significa un aumento de 1.6 grados con respecto a la media entre 1981 y 2010, según el informe.

Además, ocho de los 31 estados mexicanos reportaron su año más cálido registrado. Con la excepción de Quintana Roo, ubicado en el sur, el resto estados récord se encuentran en el norte la mitad de México (Durango, Sinaloa, Nuevo León, Jalisco, Hidalgo, San Luis Potosí y Tamaulipas).

El número total de ciclones tropicales fue ligeramente superior al promedio general. Hubo 85 ciclones tropicales con nombre en 2017, ligeramente por encima del promedio de 1981-2010 de 82 tormentas.

El aumento del nivel del mar alcanzó un nuevo máximo: alrededor de 3 pulgadas (7,7 cm) más que el promedio de 1993. El nivel global del mar está aumentando a una tasa promedio de 1.2 pulgadas (3.1 cm) por década.

LEG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.