El PAN arrasa en Querétaro a escala local

En Querétaro, estado gobernado por el panista Francisco Domínguez, el PAN se hizo con los escaños correspondientes al Senado, tres de cinco distritos federales, 10 de 15 distritos locales y 12 de 18 municipios, contrario al “efecto AMLO” que se vivió en gran parte del país

El PAN arrasa en Querétaro a escala local
Foto: Twitter @PanchDominguez Bien evaluado. Francisco Domínguez, gobernador panista de Querétaro

En Querétaro, estado gobernado por el panista Francisco Domínguez, el Partido Acción Nacional (PAN) se hizo con los escaños correspondientes al Senado de la República, tres de cinco distritos federales, 10 de 15 distritos locales y 12 de 18 municipios, contrario al “efecto AMLO” que se vivió en gran parte del país.

 

De acuerdo a los datos preliminares, a diferencia de lo ocurrido en otros estados, en Querétaro el partido Morena (cuyo abanderado presidencial fue Andrés Manuel López Obrador) solamente obtuvo dos distritos federales y tres distritos locales; además, no ganó ningún municipio en la entidad.

 

Medido en razón del triunfo en los ayuntamientos, Acción Nacional gobernará a 91.7% del total de la población estatal (un millón 917 mil 307 habitantes).

 

El partido también consolidó su predominio en la zona conurbada, ya que gobernará toda la zona metropolitana del estado al recuperar dos de sus municipios (El Marqués y Huimilpan); recuperó también el municipio de Pedro Escobedo, con lo que ganó el corredor que conforma junto a San Juan del Río y que se conecta con la zona metropolitana.

 

Por su parte, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) registró los peores resultados electorales en su historia: perdió el los escaños del Senado, no obtuvo ningún distrito federal y únicamente ganó cuatro de 18 municipios de la zona serrana y dos de 15 distritos locales.

Destaca el voto diferenciado de los ciudadanos queretanos, que permitió que el PAN, a nivel estatal, conservara la mayor parte de los municipios y distritos electorales a pesar del arrastre que tuvo el aspirante presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador, en la mayor parte del país.