Raúl Morón Orozco, quien a pesar de haber ganado la presidencia municipal de Morelia, Michoacán, también decidió reincorporarse al Senado

Luego de no haber obtenido el triunfo en las urnas el 1 de julio pasado, por otro cargo público, 74 legisladores federales, entre ellos cinco senadores y 69 diputados, solicitaron este miércoles su reincorporación, lo que les permitirá cobrar dos meses más de dieta hasta que concluya la LXIII Legislatura, el 31 de agosto próximo.

De esa manera, Armando Ríos Piter, quien buscó una candidatura presidencial por la vía independiente, y a la mitad de la campaña decidió apoyar a José Antonio Meade; solicitó a la Mesa Directiva de la Comisión Permanente su reincorporación al Senado de la República.

Misma situación del senador Fidel Demédecis, quien buscó la gubernatura de Morelos por la vía independiente y de Gerardo Sánchez, quien fue candidato del PRI al Gobierno de Guanajuato y perdió frente al PAN.

Otra senadora que envió solicitud de incorporación es María Elena Barrera Tapia, del Partido Verde Ecologista de México, quien perdió la diputación local por el Estado de México.

Caso aparte, es el del senador Raúl Morón Orozco, quien a pesar de haber ganado la presidencia municipal de Morelia, Michoacán, también decidió reincorporarse al Senado y no desperdiciar los 117 mil 400 pesos de dieta mensuales, sin contar el resto de las prestaciones.

Entre los 69 diputados que regresan a sus actividades en San Lázaro están Javier Bolaños Aguilar, del PAN, quien contendió y perdió la alcaldía de Cuernavaca; Federico Döring, también del blanquiazul, y que aún está en la disputa por una diputación en el Congreso de la Ciudad de México. Lo mismo, que Santiago Taboada, diputado panista, y ganador de la alcaldía de Benito Juárez.
Algunos otros que perdieron la elección y retornan son la diputada del PRI, Azul Etcheverry Aranda, quien contendió al Senado por el estado de Guanajuato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.