El sismo, por el que no se activó la alerta de tsunami, también causó la suspensión de varias líneas de shinkasen -tren bala-

La noche de este domingo un potente terremoto de 6.1 grados de magnitud sacudió Osaka, la segunda ciudad más importante de Japón, y causó en la zona al menos tres muertos, incluida una niña de 9 años, y más de 300 heridos.

El temblor, que se registró a las 07.58 hora local (10.58 GMT del domingo) y tuvo su hipocentro a 13 kilómetros de profundidad en la prefectura de Osaka, en la isla de Honshu -la mayor del archipiélago nipón-, a unos 500 kilómetros al oeste de Tokio, informó la Agencia Meteorológica (JMA).

En redes sociales medios locales y ciudadanos comenzaron a publicar fotografías y videos de cómo se vivió el movimiento telúrico.

«Sentí un fuerte temblor y me asusté mucho, ya que me acordé del terremoto de Kobe», explicó una señora de unos 60 años a la cadena pública NHK, recordando el gran seísmo que vivió esta ciudad del oeste de Japón en 1995 y que ocasionó más de 6.400 víctimas.

 


Varios edificios en las ciudades de Osaka y Takatsuki se derrumbaron y al menos seis se incendiaron, según confirmó el servicio de bomberos nipón, que apuntó a que algunas personas podrían permanecer atrapadas.

 

 

El sismo, por el que no se activó la alerta de tsunami, también causó la suspensión de varias líneas de shinkasen -tren bala- en la prefectura de Osaka, que retomaron su actividad horas después, así como a la cancelación de 80 vuelos en el segundo aeropuerto de la ciudad -el de Osaka-.

 

 

«No cundió el pánico en ningún momento y también nos avisaron de lo que estaba pasando», explicó a la cadena pública un hombre que estaba utilizando el tren a la hora del temblor. (Con información de EFE)

 

 

 

JMSJ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.