El comité organizador del décimo Abierto Casino San Ángel, que con bolsa de 168 mil pesos se realizará del 31 de marzo al 8 de abril, anunció oficialmente que este año se rendirá un homenaje a uno de los grandes tenistas mexicanos de todos los tiempos: Vicente Zarazúa.

 

“Poco antes de la ceremonia de premiación que se realizará el 8 de abril le daremos una placa conmemorativa a este ilustre tenista quien ha puesto su nombre con letras de oro en la historia del deporte blanco mexicano”, señaló Alejandro Elizondo, director del torneo y director de tenis del club sede.

 

Vicente Zarazúa Loyola nació en la Ciudad de México el 27 de agosto de 1944, jugó en las décadas de los 60 y 70 y sus participaciones más notables fueron en Copa Davis, además que fue ganador de dos medallas de oro en los Juegos Olímpicos de 1968.

 

APASIONADO DEL FUTBOL

Zarazúa recuerda que era un apasionado del futbol, incluso fue seleccionado del Colegio Williams donde estudio primaria y secundaria, pero cuando ganó su primer trofeo de tenis y apareció su foto publicada en los periódicos, decidió que iba a ser tenista. Su mamá, Rosario, fue campeona nacional.

 

Su afición a la raqueta fue herencia de sus padres que lo jugaban de forma amateur y que le inculcaron el amor al deporte, tanto a Vicente como a sus hermanos mayores Federico y José María, sin embargo fue Vicente el que abrazó al tenis con mayor pasión y en total jugó 9 años y 16 eliminatorias de Copa Davis.

A los 15 años, Vicente era campeón en la categoría de 18. Durante 4 años fue campeón de singles, dobles y mixtos, un record difícil de igualar, sobre todo si se considera que jamás tuvo un entrenador hasta que llegó a la Copa Davis.

 

DOS TRIUNFOS DE ÉPOCA

Dos episodios de Copa Davis que marcaron la trayectoria de Vicente Zarazúa fueron el triunfo de México sobre Australia 3-2 conseguido en 1969, equipo al que nunca se le había ganado y la victoria de México sobre Estados Unidos en Palm Springs, en 1975, porque nunca se había derrotado a Estados Unidos a domicilio.

Después de la serie contra Australia en 1969, Rafael Osuna abordó un avión a Monterrey que se desplomó y donde perdió la vida, mientras Vicente Zarazúa sufrió un accidente en Estados Unidos. Ambos no jugaron la siguiente serie contra Brasil.

Después del encuentro que México le ganó a Estados Unidos en Palm Springs, Vicente Zarazúa, quien jugo el punto de dobles con Raúl Ramírez, anunció su retiro. Ramírez y Zarazúa vencieron 4-6, 6-3, 6-8, 6-4, 6-4 a Bob Lutz y a Dick Stockton. “Creo que jugué el mejor partido de mi vida y decidí retirarme a los 31 años de edad para que me recordaran como un ganador”, dijo en su momento ya que para Vicente no hay nada como la victoria.

 

DOBLE ORO CON OSUNA

Otro acontecimiento que marcó la vida de Vicente Zarazúa fueron las dos medallas de oro que consiguió en los Juegos Olímpicos de 1968, en dobles, al lado de Rafael Pelón Osuna, luego que el tenis regresó al programa olímpico como evento de demostración y de exhibición, algo que no sucedía desde los Juegos Olímpicos de París 1924 y que regresaría nuevamente hasta Los Ángeles 1984.

En evento de demostración Osuna y Zarazúa vencieron nada menos que al campeón del mundo en ese momento, el español Manolo Santana y a Juan Gisbert.

Vicente Zarazúa estudio la licenciatura en Administración de Empresas en la Universidad de Corpus Christi, donde le ofrecieron una beca.

ot

Participa en la conversación

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.