La presidenta de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope-Servytur), Ada Irma Cruz, hizo llegar a este columnista, el 22 de febrero pasado, dos cartas en donde defiende a capa y espada al empresario Fernando Javier Sanromán Cervantes, del sector de la limpieza. En sus misivas asegura que “es falso que alguna de las empresas mencionadas… sean propiedad del empresario…”, así como que mis calificativos utilizados en mi ejercicio periodístico son “ofensivos y denigrantes” para el personaje en cuestión, hasta aquí con sus cartas. Pero llama la atención que esta misma semana aparezcan en diversos medios nacionales desplegados firmados por la misma señora y a nombre de la Canacope-Servytur CDMX, en donde se hablan maravillas de Sanromán Cervantes y de la empresa FIREKY SA de CV, una de las firmas que más he mencionado y documentado sus irregularidades en el sector de la limpieza.

 

Lo interesante sería saber de entrada ¿quién pagó estos desplegados: la Cámara y sus afiliados o el propio empresario? Y si la flamante doctora Cruz Davalillo defenderá así a cada uno de sus cientos de afiliados, quienes, de acuerdo al sector en el que operen, vaya que tienen problemas a diario para su desarrollo y crecimiento. Pero regresando al tema de la solicitud de réplica según la Ley Reglamentaria del Artículo 6.to Constitucional que solicita Ada Irma Cruz, sin duda, sus abogados le debieron explicar que para hacer eso es necesario acreditarse como apoderada o representante legal de Sanromán Cervantes. Ante ello, le recomiendo a la presidenta de esta gran institución, Canacope Ciudad de México, dejar de litigar un tema que a todas luces es de particulares; al tiempo de ponerse a trabajar en lo que fueron sus promesas cuando llegó al cargo, tal como buscar el diálogo permanente y la negociación con autoridades de los tres niveles de gobierno, con el fin de establecer políticas públicas en favor de la pequeña empresa y el comercio, así como su modernización, aspectos que están muy lejanos a la realidad.

 

Por último, este columnista analizará los dichos y adjetivos otorgados por la doctora Ada Irma Cruz, con el fin de presentar su caso ante la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión, que lleva Ricardo Sánchez Pérez, para que tome las medidas que se deben seguir en este caso.

 

Voz en Off

 

Como se lo adelantamos en este espacio, el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha confirmado que su país aplicará aranceles de 25% a las importaciones de acero y de 10% a las de aluminio con la finalidad de salvaguardar, dice él, la seguridad nacional. Esta decisión pretende formalizarla la siguiente semana. Con esto deja claro que no le importa el riesgo de una guerra comercial. Por lo pronto, Europa ha alzado la voz y ha dicho que responderá “con firmeza y proporcionalidad” a la decisión del mandatario estadounidense. Y si bien no hay nada oficial, es siempre una estrategia del señor Trump intimidar con sus dichos, México ha comentado que aplicará aranceles en represalia si ese país lleva a cabo tal decisión. Los cinco exportadores de acero principales a Norteamérica son: Canadá, México, Brasil, Corea del Sur y Rusia…

 

[email protected]

 

@juliopilotzi

 

aarl