Efectos secundarios. Destaca informe que legalización de mariguana impacta en la proliferación de otras drogas

La producción, tráfico y uso indebido de metanfetamina en América del Norte va en aumento, alertó la Organización de Naciones Unidas es su informe anual publicado ayer.

La disponibilidad de metanfetamina producida en México aumentó 36%, pues en 2016 se incautaron 26 mil 44 kilográmos a lo largo de la frontera sudoccidental de Estados Unidos, frente a los 19 mil 202  kilográmos del año anterior, según el documento.

Además, la metanfetamina producida en México supone más de la mitad de esta droga sintética detectada en EU, precisa el informe de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE).

Este organismo de la ONU, encargado de vigilar el cumplimiento de los tratados internacionales sobre drogas, señala que prácticamente toda la metanfetamina analizada en EU en el segundo semestre de 2016 se había producido mediante el denominado método «P-2-P» y que el 66 % se había producido en México.

La JIFE añade que este aumento es paralelo a la disminución de la producción de metanfetamina en EU. En tanto que en Canadá, las tasas de tenencia ilícita de metanfetamina aumentó 22% en 2016.

En su informe, presentado en Viena, la Junta recuerda la importancia de México en el tráfico de cocaína hacia EU.

También se señala que «la mayor parte de la heroína que se encuentra en los EU procede de México y Colombia, pues el cultivo de la adormidera y la producción de heroína en México siguen en aumento».

El documento también destaca el problema de que hay en la región por el tráfico y consumo de opioides.

«Los países de América del Norte, en particular los Estados Unidos y Canadá, siguen afrontando una mortífera epidemia de opioides impulsada por la creciente disponibilidad de drogas de venta callejera adulteradas con fentanilos», señala el reporte.

La JIFE recuerda que si las muertes por sobredosis se triplicaron en EU entre 2009 y 2014, llegando ese año a las 47 mil, pero la tendencia se ha acelerado y en 2016 el número de fallecimientos alcanzó los 64 mil, 36 % más que en 2014.

Además, el informe señala que la disponibilidad y el consumo de cocaína también van en aumento.

Respecto a la mariguana, el informe se refiere a los procesos de legalización aprobados en varios Estados de EU e insiste en que contravienen la actual normativa internacional.

La JIFE indica, además, que «la despenalización del cannabis parecería haber llevado a los grupos delictivos organizados a centrarse en la fabricación y el tráfico de otras drogas ilícitas, como la heroína».

En ese sentido, la ONU alertó también que en Suramérica las crecientes tendencias para liberalizar el uso médico y recreativo de la mariguana, que ha impulsado al alza la disponibilidad de cannabis en la región, puede reducir «la percepción de los riesgos» que conlleva el consumo de esa droga.

 

Xavier Rodríguez

JNO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.