Escenarios. Anticipaba una tasa de 3.0% para el último trimestre del año; para el PIB mantiene su estimado de crecimiento de 2.0 a 3.0%

La inflación en lo que resta del año será más alta de lo previsto por el Banco de México (Banxico). Ayer, la Junta de Gobierno anticipó que al cierre de 2018 se ubique en 3.8%, y no en 3.0%, como los había pronosticado.

En la presentación del Informe Trimestral OctubreDiciembre 2017, el primero con Alejandro Díaz de León como gobernador e Irene Espinoza como la primera subgobernadora mujer, la Junta de Gobierno atribuyó el retraso en la trayectoria a los incrementos en los precios de algunos energéticos y frutas y verduras durante los últimos meses, así como el desempeño de la economía.

En la conferencia de prensa donde estuvieron presentes los cinco integrantes de la Junta de Gobierno, Díaz de León dio a conocer el ajuste al escenario para la inflación que había mantenido su antecesor Agustín Carstens.

Respecto a la economía los pronóstico para este y el siguiente año no cambian, por lo que se esperan crecimientos de 2.0 a 3.0% y de 2.2 a 3.2%, respectivamente. Este último intervalo ya se alcanzaría durante el primer año de gobierno de quien gane la elección presidencial.

Como primer riesgo para la actividad económica, está que se postergue la renegociación del TLCAN o que ésta no sea favorable para México.

En segundo plano colocó la volatilidad asociada con posibles ajustes en la política monetaria de EU; en tercer lugar apuntó al proceso electoral en México y su impacto en los mercados financieros.

Otros aspectos en contra serían la pérdida de competitividad de la economía mexicana por la reducción de impuestos a las empresas en Estados Unidos y “los problemas de inseguridad pública en nuestro país”.

A favor podrían jugar una renegociación favorable del TLCAN que incorpore a sectores que antes no estaban; resultados de las reformas estructurales por arriba de lo esperados, aunque ya se observan avances como los resultados favorables de las rondas de licitación de las áreas de exploración y extracción de hidrocarburos, los cuales se espera redunden en una mayor inversión en los próximos años y en incrementos en la producción en el mediano plazo.

José Ángel Espinosa

JNO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.