Champions en Asia central (+video)

Alberto Lati

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Peculiaridades del futbol: un país ubicado en una latitud similar a la de Afganistán e incluso India, y que comparte amplia frontera con China, tendrá representante por primera vez en la Liga de Campeones de Europa.

 

El Astana FC de Kazajstán ha logrado la proeza de clasificarse al mayor de los torneos continentales. Lo que suele ser una complicación logística para las selecciones que deben visitar a la selección kazaja en eliminatorias europeas o mundialistas, será una obligación para quienes queden sorteados en el grupo de este club debutante. Más de cinco mil kilómetros desde Londres o algo menos desde el común de las ciudades europeo occidentales, se requieren para llegar a la capital de Kazajstán –nación que, por cierto, mide prácticamente lo mismo que Europa Occidental, aunque con escasos diecisiete millones de habitantes, lo que lo convierte en uno de los 20 con menor densidad de población.

 

A diferencia de lo que sucedió con repúblicas soviéticas como Ucrania, Estonia, Rusia o Armenia, con gran cantidad de elementos convocados al equipo nacional, Kazajstán aportó poco a la otrora selección de la URSS. Fue hasta fines de los 70 cuando el primer kazajo debutó con el representativo soviético y, en todo caso, apenas acumuló un par de cotejos internacionales.


Desmembrada la URSS, Kazajstán optó por integrarse deportivamente a donde le corresponde por ubicación geográfica, que es la Confederación Asiática de Futbol. En las dos eliminatorias mundialistas disputadas ahí, estuvo ligeramente cerca de meterse a un Mundial. No obstante, en 2002 decidió mudarse a la UEFA y desde entonces es uno de los cuadros más goleados en cada proceso eliminatorio (el actual, rumbo a la Euro 2016, prometía mucho por estar abierto este certamen a 24 participantes, mas los kazajos no tienen opciones al ocupar el último sitio de su grupo).

 

El Astana FC no será solamente el primer equipo kazajo en la Champions, sino también el más joven, al haber sido fundado recién seis años atrás. La urbe donde juega y que lleva el mismo nombre, es una especie de Brasilia, al haberse diseñado casi en la nada para instalar ahí la capital federal antes localizada en Almaty.

 

Por ello y por la cantidad de dinero del que dispone este país riquísimo en gas y petróleo, Astana tiene una arquitectura totalmente vanguardista, con edificios de Norman Foster o el futurista estadio Astana Arena.

 

El equipo ha recibido grandes subsidios por dos razones elementales: la primera, dar renombre internacional al país; la segunda, hallar uso a un escenario de espectacular diseño.

 

Nursultan Nazarbayev, presidente del país desde su nacimiento en 1990 y antes secretario del partido comunista de la república soviética, tenía tanto interés en el futbol que su yerno, Rakhat Aliyev, encabezó la federación local de este deporte. Todo se torció cuando el federativo fue acusado de intentar un golpe de estado y posteriormente encarcelado.

 

El Astana FC clasificado a la Champions League complementa el programa de promoción internacional iniciado con el ciclismo. El equipo ciclista encabezado por el kazajo Alexander Vinokourov, también llamado Astana, es patrocinado por el gobierno de este país.

 

Tendremos Champions League en Asia Central. Habrá noches europeas en un estadio mucho más cercano a Ulán Bator o Kabul que a Roma o Madrid. El Astana FC se ha clasificado y, aseguran, es apenas la primera muestra del gran proyecto futbolístico que el eterno presidente Nazarbayev ha encargado.

Más del autor