Agosto comenzará con amplias interrogantes sobre el destino de varios seleccionados mexicanos. Al mercado europeo le queda todavía un mes y bien sabido es que numerosas operaciones suelen ser pospuestas hasta el último instante, por lo que es de esperarse que aún tengamos semanas de incertidumbre y especulaciones respecto al camino de algunos pilares tricolores.

 

Prestado Diego Reyes a la Real Sociedad, contratado Giovani Dos Santos por el Galaxy estadunidense, y repatriado Javier Aquino por Tigres, los tres principales involucrados en este mercado veraniego son Javier Hernández, Guillermo Ochoa y Raúl Alonso Jiménez. En los tres casos, su prioridad ha de ser la titularidad o, por lo menos, garantía de una cantidad sensata de minutos de juego.

 

La situación más absurda es la que enfrenta Ochoa. No hace sentido que tras sus demostraciones en la liga francesa y su brillante Copa del Mundo del año pasado, Memo tenga que batallar tanto para firmar por un equipo que valore su capacidad. Lo del Málaga le salió demasiado mal; para muchos lucía como un destino modesto para quien era vinculado a clubes grandes del continente, pero lo más grave fue que en un sitio que parecía quedarle chico, se le relegara a la suplencia. ¿Irá a Francia, donde bien conocen su talento? ¿A Inglaterra donde tantas veces se le ha mencionado? ¿Se quedará en España, en donde se le debe algo más que una oportunidad? Muchas dudas para las próximas semanas.

 

mexicoChicharito Hernández se ha habituado en el último par de años a este tipo de inestabilidad; ha sido el precio de pertenecer a los dos clubes más mediáticos del planeta, pero él mismo admite que en este instante su única idea es jugar. En ningún sitio es tan apreciado como en la Liga Premier, por lo que seguramente se quedará ahí. El Tottenham Hotspur ha sido el último en saltar, aunque ahora no se descarta su permanencia en Manchester United, a la luz de que se ha desprendido de tres delanteros en dos años (Danny Welbeck, Robin van Persie y Radamel Falcao); no sería la mejor noticia que se mantuviera en Old Trafford, donde su rol resultaría muy parecido al que ejerció en Real Madrid durante la campaña pasada (el DT Louis van Gaal, de discurso obstinado y corriente, incluso le ha ninguneado). La única ventaja de esta situación sería que para el próximo verano quedaría libre de contrato, lo que le abriría las puertas para negociar a donde desee y accediendo a un importante salario.

 

Por último, Raúl Alonso Jiménez, quien en definitiva no dispone de un sitio en el Atlético para esta campaña. Será prestado, porque la directiva colchonera todavía espera un alza en su desempeño para sacar provecho del traspaso pagado al América. Cuando parecía que el Benfica portugués lo amarraría por una campaña, este jueves tomó fuerza la versión de que se integraría al West Ham inglés. Si bien, el cuadro lisboeta le daría opción de disputar Champions League, los hammers pertenecen a una liga superior.

 

Nada claro por ahora, y así continuaremos: entre rumores y dudas.

 

@albertolati

 

Alberto Lati

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.