El nuevo problema tricolor

Alberto Lati

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Y de pronto notamos que no hay defensas centrales en la Selección Mexicana, que es imprescindible probar nuevas alternativas, que lo que en otra época sobró ya no abunda en ésta.

 

Sin duda, es parte de los ciclos tan naturales como inevitables de toda selección: Alemania, Argentina y España han producido mucho más ofensivos que defensivos de calidad, así como Brasil (¡vaya paradoja histórica!) se encuentra atorado en la curva opuesta.

 

oribe ch14

 

Hubo temporadas, y no lejanas, en las que el seleccionador nacional tenía activos en el futbol europeo a cinco o seis zagueros con una edad que generaba garantías: Rafael Márquez, Carlos Salcido, Aarón Galindo, Ricardo Osorio, Maza Rodríguez, Héctor Moreno.

 

Así pensamos que seguiría esa situación y tendíamos a considerar que la austeridad más bien se manifestaría de medio campo hacia arriba. Imposible imaginar que años más tarde habría cinco delanteros mexicanos en el futbol español: Raúl Jiménez, Javier Hernández, Giovani Dos Santos, Javier Aquino y Carlos Vela, además de uno de los mejores goleadores de la MLS (Erick Torres), un extremo que ha despertado en Holanda (Jesús Tecatito Corona) y opciones de futuro como Ulises Dávila (perteneciente al Chelsea y fogueándose en el Tenerife).

 

Márquez y Maza, titulares en los cuatro partidos de Brasil 2014, difícilmente podrán estirar mucho más su vigencia. Con 35 y 33 años, respectivamente, es factible que acudan a la Copa de Oro del próximo verano, pero inviable que lleguen a Rusia 2018. A eso se añade que el heredero natural del liderazgo en esa posición, Héctor Moreno, se mantiene en rehabilitación tras la fractura de tibia padecida en Octavos de Final contra Holanda, y que Diego Reyes apenas cuenta con minutos en el Oporto.

 

Por todo lo anterior, urge sumar opciones para la defensa central. Contra la selección de Honduras actuarán Enrique Pérez (Atlas), Julio César Domínguez (Cruz Azul) y Oswaldo Alanís (Sanos), tercia que nunca ha alineado junta. Los tres ya han sido convocados en algún momento e intentan subirse al tren de la selección. A ellos se añaden nombres constantes desde la convocatoria anterior como Miguel Herrera Equihua (Pachuca) y Hugo Ayala (Tigres), más el joven Rodolfo Pizarro, con 20 años y ya amplísima experiencia con los Tuzos.

 

Al menos dos o tres centrales necesitan dar el ancho de manera inmediata y bajo circunstancias que no son las más sencillas: apenas conocerse, pocos días de entrenamiento y a jugar sin estar arropados por compañeros de posición más consolidados.

 

Este jueves enfrentarán a Honduras rodeados por un equipo que, al margen de ellos y del mediocampista Antonio Ríos, remite al del Mundial: Guillermo Ochoa será titular y capitán, Miguel Layún y Paul Aguilar se ocuparán de las laterales, así como en la media estarán Héctor Miguel Herrera y Marco Fabián, y en la delantera la dupla Oribe Peralta-Javier Hernández.

 

La renovación obliga en donde menos se le espera. El Tri necesita centrales y contra Honduras experimentará por partida triple.

 

 

Más del autor