La legión mexicano 2014-15

Alberto Lati

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Balance positivo de nuestro futbol una vez que han sido cerrados los registros del futbol europeo para la presente temporada.

 

Siete elementos tricolores que ya estaban en el viejo continente cambiaron de equipo, al tiempo que dos que militaban en nuestra liga fueron exportados y apenas seis se mantuvieron en sus clubes de la campaña pasada.

 

Atorado el conflicto de Alan Pulido con Tigres, los únicos que cruzaron el océano Atlántico tras el Mundial, fueron Rafael Márquez (Verona) y Raúl Alonso Jiménez (Atlético de Madrid). Entre los traspasados entre instituciones europeas debemos contar a Javier Aquino (de Villarreal a Rayo Vallecano), Jonathan Dos Santos (de Barcelona a Villarreal), Javier Hernández (de Manchester United a Real Madrid), Andrés Guardado (de Valencia a PSV Eindhoven), Guillermo Ochoa (de Ajaccio a Málaga), Nery Castillo (de Rayo Vallecano al Kalloni griego) y Ulises Dávila (del Córdoba con el que ascendió, al Tenerife que lo mantiene en segunda división).

 

PAG-28-2014-Guinness-Interna_Ramí

 

El listado cierra con los cinco que no han cambiado de aires, aunque sí sonaron fuertemente para hacerlo: Gio Dos Santos (hasta hace poco todavía vinculado con una transferencia al Milán), Héctor Moreno (antes de su fractura en pleno Mundial, se daba por hecho su salida del Espanyol), Héctor Miguel Herrera y Diego Reyes (en los dos casos, parecía que el Oporto consideraba la posibilidad de venderlos), así como Carlos Vela (con la Real Sociedad adquiriéndolo en definitiva al Arsenal).

 

En resumen, ha sido un buen mercado veraniego para el futbol mexicano. Antes del Mundial (e incluso después de él) resultaba insospechado que Márquez pasara a la Serie A, así como que Jiménez protagonizara tan millonaria operación al campeón de España y Chicharito llegara al Real Madrid.

 

A diferencia de esos casos, algo mejor hubiéramos esperado para Guillermo Ochoa, hasta el momento suplente en el Málaga. No dudo que es cuestión de tiempo para que el ex americanista se convierta en titular indiscutible en el conjunto boquerón, aunque no deja de ser sorprendente verlo en la banca de un club inferior a lo que muchos esperábamos en su camino (y tras un portero, como Carlos Kameni, que carece de argumentos para quitarle protagonismo).

 

También con Guardado me quedan ciertas dudas. En el PSV se le está apreciando como merece, algo que en Valencia no fueron capaces de hacer. Tras su sesión al Bayer Leverkusen alemán, Andrés demostró en Brasil 2014 y en la pretemporada de los naranjeros su capacidad para jugar en el medio campo. En todo caso, pasa a una liga de menor calibre, como la holandesa, mas con la oportunidad de disputar la Champions League.

 

Sobre Jonathan, de forma un poco tardía el volante podrá mostrar su capacidad y por fin jugar en el máximo circuito. Estará arropado por su hermano y, sobre todo, por un Villarreal muy sólido.

 

Por último, la situación del mejor jugador de campo del Tri en Brasil 2014. Héctor Miguel Herrera ya ha sido vital para el Oporto en la fase previa de esta Champions y está llamado a tener el año de su consagración en Portugal. De conseguirlo, no tardará en brincar a otra liga, especialidad del conjunto de los dragoes, expertos en comprar jugadores y revenderlos mucho más caros.

 

Buen balance que será magnífico si Jiménez y Chicharito logran hacer goles en la capital española. Y si con Ochoa pasa lo que tiene que pasar: que ya lo dejen jugar.

 

Más del autor