La operadora de la bolsa de Nueva York, NYSE Euronext, y la de Fráncfort, Deutsche Börse, acordaron hoy cancelar su acuerdo de fusión después de que la Comisión Europea (CE) vetara esa transacción de nueve mil millones de dólares por los problemas de competencia que planteaba.

 

“A raíz de la decisión de la Comisión Europea de bloquear nuestra propuesta de fusión, ambas compañías han decidido de mutuo acuerdo dar por terminado el pacto para su combinación firmado originalmente el 15 de febrero de 2011”, dijeron hoy ambas firmas en un escueto comunicado difundido en Nueva York.

 

La decisión se produce un día después de que la CE vetara una fusión que habría creado la mayor plaza financiera del mundo al considerar que implantaría un “cuasi monopolio” en el comercio de derivados financieros europeos. (EFE)