El ingreso de remesas de los trabajadores que laboran en el exterior, especialmente en Estados Unidos, aumentó 6.86% en 2011, siendo insuficiente para alcanzar uno de los mejores niveles registrado en 2007, reportó Banco de México (Banxico).

 

De enero a diciembre del año pasado, los empleados con una fuente laboral en otras naciones del mundo enviaron a sus familiares radicados en la República Mexicana cerca de 22 mil 730 millones de dólares, cuando en 2010 la entrada de dinero fue de 21 mil 271 millones de dólares, según cifras del instituto central.

 

Detalló que uno de los mejores años en envíos de la moneda estadunidense al país fue 2007, cuando se recibieron cerca de 26 mil 049 millones de dólares.

 

Sin embargo, la crisis económica mundial de 2008-2009 provocó que se achicaran los flujos de divisas estadunidenses al territorio nacional, por lo cual en los últimos dos años sólo se ha recuperado la dinámica de envíos, pero no sobrepasa el nivel récord de 2007.

 

Las remesas representan la segunda fuente de recursos para la economía mexicana, después del petróleo, así como son un ingreso para muchas familias de escasos recursos, ya que los gastan en alimentación, vivienda, vestido y transporte.

 

Banxico destacó que Michoacán y Guanajuato son las entidades del país a donde más se envía dinero desde el extranjero, ya que ambas entidades en conjunto captaron cerca de 4 mil 385 millones de dólares en 2011. De hecho, tales estados tuvieron incrementos superiores a 9% el año pasado en recepción de billetes verdes, en relación a 2010.

 

Las transferencias electrónicas son el principal medio de elección al hacer envío de dólares, en segundo lugar están las transferencias en especie y efectivo y ya en tercer lugar se encuentran las órdenes de dinero (money orders), añadió el banco central.

 

A nivel mundial los principales receptores de las divisas son: India, China, México, Filipinas y Francia, de acuerdo con Banco Mundial. “Como proporción del Producto Interno Bruto (PIB), las remesas son más significativas para los países más pequeños, en algunos de los cuales el nivel supera 25%”.

 

Agregó que el envío dinero al territorio nacional tiene una alta correlación con el empleo de la construcción del mercado estadunidense, el cual a partir de diciembre de 2011 ha observado una recuperación y se verá favorecido en los próximos meses por una mejor actividad económica de Estados Unidos.