Guadalajara. El escritor colombiano Fernando Vallejo dijo ayer que México está a punto de parecerse a Venezuela y tener un Gobierno como el de Hugo Chávez, al permitir que lo manejen los «aprovechadores públicos» del conservador Partido Acción Nacional.

 

«Hay algo peor que son los atropelladores públicos y estamos al borde de tener uno de esos, de otro Chavecito en México, entonces sí váyanse preparando para que vuelvan esto una cárcel», declaró Vallejo, tras recibir el Premio FIL en Lenguas Romances 2011 que le otorgó la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

 

En rueda de prensa, Vallejo calificó a los dos gobiernos panistas encabezados por Vicente Fox y el actual Felipe Calderón como «alcahuetas» de los delitos cometidos por sus antecesores del PRI que gobernó este país por 70 años.

 

El autor de La virgen de los sicarios (Alfaguara, 1993), que retrata la vida de los bajos fondos de Medellín, calificó como «un fracaso» la guerra contra el narcotráfico emprendida por Calderón, a quien consideró «un hombre indigno del puesto».

 

En el primer día de sus actividades dentro de la feria, el escritor afirmó que la seguridad «se le fue de las manos al Estado» y que los cárteles de la droga terminarán por infiltrar a la Marina y al Ejército «que es el último recurso que le queda» para garantizar el control del país.

 

Vallejo, naturalizado mexicano en 2007, aseguró que no intenta explicar la realidad con obras tan crudas como La virgen de los sicarios o La puta de Babilonia, pues la literatura dice muy poco de lo que es la realidad y la vida del hombre.

 

«La realidad es muy compleja y si era compleja antes, ahora con el vertido en el que entró el mundo, con mayor razón», señaló.

 

Adelantó que escribirá un último libro titulado El desastre, en el que mezclará géneros como el ensayo, la novela pues, aseguró, «los géneros literarios son muy estrechos».

 

Pese a que una de sus obsesiones radica en la pureza del español, Vallejo aseguró que no seguirá en su defensa pues el idioma perdió «toda su gracia y expresividad».

 

Declaró que la lengua española está impregnada de términos norteamericanos hasta «lo más profundo» y se ha desvirtuado el significado y la entonación de las palabras.

 

«Yo ya di por perdida esa lucha y no la voy a seguir, que cada quien hable como pueda y escriba como pueda». EFE

 

 

Entregan Premio FIL a un destructor

 

Guadalajara. Como una de las voces más personales, controvertidas y exuberantes en español, defensor de los animales y sobre todo escritor, autoridades de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara galardonaron ayer aquí al autor colombiano Fernando Vallejo (1942) con el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2011.

 

“Se le premia porque es un destructor, un martirio a los ortodoxos, un autor que ha escrito diatribas disparatadas contra la Iglesia, es un azote del Papa capaz de autorizar la enfermedad de los pobres y la muerte de éstos”, expresó el editor Juan Cruz.

 

Al respecto, el autor galardonado, acompañado de los premios Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa y Herta Müller; el rector de la UNAM, José Narro; la presidenta del Conaculta, Consuelo Sáizar, y de la Ministra Adjunta del Ministerio Federal de Relaciones Exteriores de Alemania, Cornelia Pieperla, dijo no merecer el premio.

 

Enseguida, Vallejo que desde 1971 radica en la Ciudad de México, donde ha producido la totalidad de su obra, anunció que los 150 mil dólares a los que se hizo merecedor los donará a dos asociaciones en defensa de los animales de México.

 

Éstas son Los amigos de los animales, de Martha Alarcón, de Xalapa, Veracruz, y Animales desamparados, de Patricia Rico, de la Ciudad de México.

 

Ante un foro repleto y que rió a carcajadas, el escritor colombiano habló de la feria, del premio, su obsesión por traer las manos limpias y aprovechó su discurso para hablar de la política nacional. NTMX