Las pugnas al interior del PRD en la capital se reavivaron, luego de que la planilla 22, que encabeza Víctor Hugo Lobo, convocara a un encuentro de militantes para la reconciliación.
 
A unas horas de que la planilla 22, afín al jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, anunciara el encuentro, la planilla 10, que encabeza Julio César Moreno y es leal a René Bejarano, salió a acusar que la reconciliación era una “farsa”.
 
Pese a que a finales de la semana pasada los perredistas habían acordado entrar en una ruta de diálogo para realizar el próximo 6 de noviembre una elección “pulcra”, Moreno acusó al gobierno de la ciudad de “seguir desviando recursos para favorecer a la planilla de Lobo”.
 
En un comunicado, la planilla 10 rechazó sumarse al Encuentro por  la Democracia, la Legalidad y la Reconciliación del PRD programado en el restaurante Covandonga, ubicado en la colonia Roma, debido a que lo consideraron un “distractor”.
 
“No asistiremos a la reunión que están convocando los alfiles del jefe de Gobierno, porque es un mero distractor que utilizan para lavarse la cara y justificar la serie de fechorías que están preparando para el 6 de noviembre, y están aprovechando para seguir distribuyendo las miles de despensas patrocinadas por el GDF”, afirmó Moreno, diputado local perredista.
 
Más tarde, Lobo, representante de la planilla 22, llamó a los perredistas a alcanzar un «pacto de civilidad», para unir a la izquierda y cerrarle el paso a la derecha.
 
En el encuentro, donde se sumaron al pacto más de 15 planillas del PRD, Armando Quintero, líder de Unidad y Renovación, aseguró que es una «tontería» intentar dañar la imagen del jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard.
 
«Es un grave error. No entendemos que en una disputa de planillas se quiera lastimar e involucrar al jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard; es un grave error, una tontería política que no daña al jefe de Gobierno, daña a la izquierda mexicana y le ayuda, quiéranlo o no, al PRI y al PAN», dijo.
 
Aseveró que la planilla 10 quiere jugar con un padrón inconsistente, pese a que se les ha advertido que no es posible.
 
«Vamos a convocar la elección en paz, con democracia, transparencia y al fin ya hay proporcionalidad compañeros. Quien gana no gana todo, quien pierde no pierde todo», dijo Quintero.
 
En tanto, el diputado local Víctor Hugo Romo hizo un llamado al Servicio Electoral del PRD para que no haya «dados cargados» y el domingo se realice una jornada limpia.
 
Alfredo Hernández Raigosa, director general de Regularización Territorial e integrante de la planilla 22, señaló que todavía existen grandes pendientes por resolver en la conformación de  las mesas de recepción, ya que por cada 13 casillas en control de la planilla 10, existen sólo 5 casillas para las demás.