Sábado 21 de Octubre, 2017
Marta Gómez-Rodulfo

Marta Gómez-Rodulfo

Visiones transoceánicas entre España y México de una corresponsal. Marta es española y corresponsal en Europa para México. Autora del libro “Alas de Maguey. La lucha de Eufrosina Cruz Mendoza” (Ed. Casa de las Palabras) acerca de la libertad política de la mujer indígena mexicana. Me gusta escribir acerca de temas relacionados con los Derechos Humanos y compartir las vidas e injusticias más desconocidas. Tras seis años de vivir en México, ahora soy una madrileña bien chilanga que ama Oaxaca y el mezcal. Durante esos años, cada vez que pronunciaba mi nombre repetía: “Marta sin h”, porque en el país azteca se escribe Martha, como sus vecinos gringos. Ahora que vivo en España, cuando me preguntan mi nombre, me divierte decir: “Marta sin h”. En este blog compartiré visiones personales y profesionales, de aquí y de allá.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Marta sin h...

Un titular de fuerte impacto

Por Marta Gómez-Rodulfo I marzo 25, 2015 I 3:22 pm

El otro día me llamó una estudiante de periodismo de veinte años. Le habían encargado un trabajo acerca del periodismo freelance y quería hacerme una entrevista. Tuvimos veinte minutos de conversación telefónica donde hablamos de la profesión, de las herramientas de un periodista, de las ventajas e inconvenientes de ser autónomo.

 

Intrigada por mi experiencia periodística en México, me preguntó si me había encontrado en alguna ocasión en situación de peligro. Le contesté que afortunadamente no había tenido mayores contratiempos y seguimos hablando de otras cosas. Al día siguiente me escribió un amable whatsapp, dándome las gracias por la entrevista y me preguntó si podía describirle una situación impactante que hubiera vivido: “Con todo lujo de detalles, que ocupe 5 o 6 líneas, que me sirva como entradilla para mi trabajo”. Comprendí que quería titular la entrevista con una situación de peligro, que le había explicado no haberla vivido. Estaba de viaje y le contesté que seguro encontraría una buena entradilla con el material que ya tenía. Insistió: “¿Entonces me la puedes enviar?”, pensé que mi respuesta había sido clara, pero el día siguiente me encontré en mi teléfono: “¿???”

 

Le insistí en que la entrevista estaba ya cerrada. De nuevo otro mensaje: “¿Entonces vas a poder describirme una situación impactante?” Contuve mis ganas de corresponder con la misma ausencia de palabras y poner el emoticono de los ojos saltones. A la mañana siguiente de nuevo un mensaje: “Disculpa molestarte pero es urgente que me describas la situación”. Creo recordar que fueron unos cinco mensajes insistiendo.

 

freelanceLo que más me sorprende de esta anécdota es la terquedad con que había fijado su objetivo: Periodista en México me va a describir una situación peligrosa, que utilizaré como un impactante titular. Solo son 20 años y todos aprendemos cada día, sin importar la edad que uno tenga, pero me hizo reflexionar acerca de la situación de los medios de comunicación y de los estudios universitarios. Recuerdo en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense, como muchos profesores no habían estado nunca en una redacción o no habían publicado en ningún medio y teorizaban acerca de aspectos, que después en la realidad laboral no podías llevar a cabo. Lo que esta chica en su inocencia e inexperiencia hizo, es una metáfora de lo que ves en los medios en muchas ocasiones: Un titular que llame la atención, para captar lectores y conseguir audiencia, el contenido es lo menos relevante. Buscamos el titular de la noticia, no sirve una hermosa historia sin estridencias, pero que en su amabilidad aporte más contenido que sea útil y sobre todo veraz.

 

Llevo días sin contestar el último mensaje de la estudiante y no se que titular pondrá a la entrevista. Me imagino que estará dando vueltas pensando que interés puede tener la historia de una periodista que trabajó en México y que no vivió situaciones de peligro. En el Taller que impartiré el próximo mes de abril: “Claves para ser un periodista freelance”, en la Asociación de la Prensa de Madrid transmitiré a los alumnos que en esta profesión se inicia, se puede insistir pero que la insistencia en exceso es agobio. Yo también me aplico la lección y me sirve para recordarla, que la insistencia puede ser profesional pero el agobio te aleja del objetivo. Agobiar a otra persona te cierra las puertas y cuando vuelvas a contactarla, no sabrá quien eres pero si recordara lo que sintió,  aquella joven periodista que te dio dolor de cabeza.

24 Horas en los Estados

Gobierno de Morelos trabaja con alcaldes para reactivar economía y turismo

La reconstrucción de la entidad tendrá un costo de cinco mil 700 millones de pesos, lo que representa el 20 por ciento del presupuesto estatal

Reto de Guerrero, construir un Estado de Derecho: Héctor Astudillo

El gobernador de Guerrero ofreció su Segundo Informe de Gobierno

PAN de Puebla determina elección abierta para seleccionar candidatos rumbo a 2018

La misma Comisión determinó por unanimidad dejar abierta la posibilidad para que el método de selección a los cargos ya referidos, sea por elecció...

Mariana Blanco: Pasión por la cocina y el hábito vegano

Desde niña, la comida fue parte importante de su vida