Jueves 24 de Abril, 2014

Reforma deja intactos a sindicatos de Pemex y CFE

El sindicato petrolero también seguirá como miembro del Consejo de Administración de Pemex

Foto: Cuartoscuro

La reforma energética no prevé negociaciones con el sindicato de los trabajadores petroleros y el de los electricistas, por lo que los empleados de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE)  seguirán disfrutando los mismos beneficios que tienen actualmente.

 

Una fuente cercana a las negociaciones y que solicitó el anonimato aseguró a 24 HORAS que la apertura del sector energético a la inversión privada no afectará a los trabajadores ni tampoco a sus derechos laborales, pues considera que el potencial que tiene México en energía dará más oportunidades de trabajo.

 

“Los trabajadores de Pemex van a seguir siendo trabajadores de Pemex y los derechos que han adquirido van a seguir vigentes. Entonces no hay una afectación de sus tratos laborales y el hecho que haya una apertura tampoco les afecta porque el potencial energético de México es tan grande que está lejos de perderse empleos. Con la apertura, la gente que trabaja en el sector petrolero va a tener mucho más oportunidades de trabajo.

 

“Evidentemente si llegan empresas nuevas, los trabajadores de esas empresas estarán en la posibilidad de afiliarse a un sindicato, incluso podría haber un sindicato nuevo, pero creo que son temas que se van a discutir con la reforma laboral que se hizo”, dijo dicha fuente.

 

La razón por las cuales no se toca el tema de los sindicatos en las negociaciones de la reforma energética, explicó, es porque la sindicalización es un derecho laboral, por lo que los trabajadores tienen la posibilidad de asociarse para defender sus derechos.

 

“Hay un compromiso mucho más grande de los sindicatos tanto petrolero como electricista. En los últimos años hemos visto que empresa y trabajador no se pelean, sino que van de la mano. Han descubierto una nueva dinámica, en donde si van de la mano, pues hay mayor productividad y si hay mayor productividad, todo el mundo gana”, señaló.

 

El dictamen de la reforma, presentado el sábado al Poder Legislativo, confirma esta información, pues señala que a pesar de que Pemex y la CFE pasan de ser organismos descentralizados a empresas públicas productivas, los derechos actuales de los trabajadores serán preservados.

 

El sindicato petrolero también seguirá como miembro del Consejo de Administración de Pemex.

 

Nuevos organismos

 

Como informó 24 HORAS el pasado jueves 5 de diciembre, la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE) serán descentralizadas y totalmente autónomas de la Secretaría de Energía.

 

Si bien la CNH será responsable de realizar las licitaciones, de asignar y supervisar los contratos para las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos, la Comisión Reguladora de Energía CRE será la que estará a cargo de regular y otorgar los permisos para el almacenamiento, transporte y distribución de los hidrocarburos, así como de la venta de dichos productos.

 

El Centro Nacional de Control de Energía será un organismo público descentralizado, encargado del control operativo del sistema eléctrico nacional.

 

Se crearán organismos públicos descentralizados: el Centro Nacional de Control del Gas Natural, encargado de la operación del sistema nacional de ductos, de transporte y almacenamiento de este combustible, y el Centro Nacional del Control de Energía, encargado del control operativo del sistema eléctrico nacional.

 

También se creará la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos, desconcentrado de la Secretaría de Medio Ambiente, que regulará y supervisará, en materia de seguridad operativa y protección al medio ambiente, las instalaciones y actividades del sector hidrocarburos, incluyendo el desmantelamiento y abandono de instalaciones.

 

Fondo petrolero

 

Este diario informó que también se creará el Fondo Mexicano del Petróleo que administrará los ingresos económicos petroleros, por las regalías que pagarán tanto Pemex como las empresas privadas que participarán en el sector.

 

El fondo contará  con un Comité Técnico conformado por el secretario de Hacienda y Crédito Público, el gobernador de Banco de México y dos miembros independientes nombrados por el Presidente de la República.

 

El fideicomiso financiará partes de los sistemas de pensiones públicos, proyectos de inversión en ciencia y tecnología, y en energías renovables, e invertirá en proyectos petroleros, en becas para formación de capital humano, así como en proyectos de mejora a la conectividad y en el desarrollo regional de la industria.

 

Energías renovables

 

La fuente señaló que con la reforma energética, México podrá invertir en el desarrollo de las energías renovables, como la solar, eólico e hídrico, un sector que ha sido afectado por las limitaciones que tienen actualmente Pemex y la CFE para poder involucrarse en estas actividades.

 

“Si no cambiamos, dejaremos como hemos dejado en los últimos años muchas oportunidades de desarrollo. Estoy convencido de que la reforma que le va a cambiar el rostro a este país va a ser esta, porque el potencial energético de México es muy importante y no me refiero solo al petróleo y a la electricidad, sino al viento, al sol y al agua.

 

“Cuando se desarrolla el sector energético en un país con un potencial como él de México, trae aparejado mayores empleos, un pago mayor de impuestos, permite mayor gasto social y un mayor gasto en infraestructura. La educación va aparejada a este tema. Trae una cascada de beneficios adicionales. Cuando esas empresas internacionales llegan, hay un gran número de empresas satélites nacionales que se desarrollan”, concluyó.