Jueves 28 de Agosto, 2014

Policías federales usaron civiles contra anarquistas

Videos, fotografías y fuentes federales y del DF confirman que jóvenes se mezclaron entre los manifestantes para azuzarlos y generar caos en San Lázaro y el primer cuadro de la ciudad

La Policía Federal utilizó grupos de civil que portaban cadenas, varillas de metal y mazos, para enfrentar las protestas violentas del sábado pasado, revelan videos y fotografías. También fue confirmado por fuentes de seguridad de los gobiernos federal y local.

 

Las imágenes, colocadas en las redes sociales y fotografías tomadas por el equipo de 24 HORAS muestran a 11 hombres jóvenes que visten de forma muy similar a los manifestantes, con pantalones holgados, bermudas, sudaderas con capucha, sombreros de paja, gorras de beisbol o tejidos. Al menos dos de ellos, portan un guante color negro.

 

Los hombres aparecen junto a los Policías Federal, detrás de la valla colocada para impedir el paso de manifestantes a San Lázaro. En esa zona se aprecia que otro grupo de civiles descienden de un camión blanco y se suman a los que estaban antes, al vehículo se le aprecia al costado un logo de una empresa denominada www.nuevaimagen2001.com, aparentemente dedicada a la renta de vallas y equipo para espectáculos, aunque su página de Internet está caída y no aparece en la lista de proveedores del gobierno federal.

 

Los 11 hombres se acercan al camión y de allí bajan distintos objetos que no se alcanzan a distinguir en un primer momento, pero en una toma posterior, se ve a uno de ellos con un martillo o mazo en las manos.

 

De acuerdo a la información recabada por este diario, durante la manifestación del primero de diciembre este grupo de personas se mezclaron entre los manifestantes para azuzarlos y generar caos.

 

Tarea que no era difícil, porque conocían los antecedentes de grupos anarquistas que, entre 2011 y 2012 han protagonizado enfrentamientos violentos contra policías, particularmente en la manifestación por el 2 de octubre, además de un intento de colocación de un artefacto explosivo cerca de las instalaciones del IFE previo a las elecciones pasadas.

 

En las manifestaciones los investigadores consultados identificaron también a simpatizantes y posibles integrantes de grupos subversivos mexicanos, a partir de fotografías, de su vestimenta con botas tipo militar y del comportamiento que manifestaron al momento de atacar a la policía y replegarse.

 

Las fuentes explicaron que al presidente Enrique Peña Nieto se le reportó la presencia de grupos anarquistas y dos más vinculados a guerrilleros mexicanos, además de la presencia de hombres vestidos muy similarmente a los jóvenes portando cadenas, varillas de metal y mazos, a quienes la Policía Federal protegía, por lo que se ordenó a las áreas de inteligencia definir quiénes son y cuáles pueden ser sus acciones futuras.

 

Las características

 

Las distintas fotografías y videos muestran distintos patrones de conducta de varios de los manifestantes. Uno de ellos, por ejemplo, es la destreza en el uso de cadenas metálicas sólo puede tenerse con un entrenamiento tipo policiaco-militar previo, porque es una herramienta de ataque y defensa. No sólo las fuerzas de seguridad tienen este tipo de adiestramiento; también la guerrilla.

 

En las distintas manifestaciones de los últimos años, no se habían utilizado cadenas para provocar daños. Si bien no todos los que las portaban las manejaban con habilidad, otro grupo logró dañar inmuebles al usarlas, sin provocarse daños personales.

 

Otro de los elementos que llamaron la atención a las fuentes consultadas es que otro grupo estaba uniformado con ropas negras, en el brazo portaban un listón color rojo o su pañoleta era de ese color, y tenían guantes negros. Sus rostros estaban cubiertos, utilizaban gorras y en algunos casos máscaras antigas. Son precisamente esos jóvenes que, por ejemplo, robaron un camión de basura que estrellaron en una de las vallas metálicas con la intención de derribarlas, pero no lo consiguieron y luego intentaron prenderle fuego. Estos jóvenes formarían parte de la organización anarquista Bloque Negro México.

 

Una de las operaciones tácticas empleadas fue el uso de células con tareas definidas. Es decir, un grupo preparaba las bombas molotov, otro más las lanzaba y había una tercera célula que se encargaba de los primeros auxilios, portando vendas, gasas, vinagre y coca-cola para aliviar el efecto de los gases lanzados por los policías federales. Este tipo de organización es propia de tácticas urbanas de guerrilla.

 

Otra de las características que se pudieron observar entre algunos de los manifestantes, fue el uso de botas tipo militar, guantes negros y blancos, que también son distintivos que se llegan a utilizar entre personas con algún tipo de entrenamiento.

 

Los agentes federales, por su parte, no sólo se encargaron de lanzar gases y disparar balas de hule, elementos que no reconocen oficialmente haber lanzado. Aparentemente se dieron a la tarea de mostrar mayor destrucción atribuida a los manifestantes, como fue el caso del camión de basura que había sido estrellado en sus vallas, y que cuando los agentes se acercaron a él, lo que hicieron fue destruirle el parabrisas.