21 de Septiembre, 2014

Mal diseño provoca derrumbes en la Autopista del Sol

El titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, anunció que la apertura de la vía será hasta mañana y que los trabajos podrían retrasarse más si continúa lloviendo

Foto: Yéssica Sánchez

Ingrid y Manuel hicieron visible lo que estuvieron advirtiendo desde hace meses los expertos del Instituto Mexicano del Transporte: la Autopista del Sol está mal diseñada y por eso sufre derrumbes constantemente, especialmente en época de lluvias.

 

“Empezamos con 14 cortes graves en la Autopista del Sol, en el tramo de Chilpancingo a Acapulco, ya vamos en 20 derrumbes y deslaves delicados, quizá el más grave de ellos, el del túnel conocido como Agua de Obispo que está en el kilómetro 300 de la carretera México-Acapulco, que prácticamente destruyó los dos túneles por los que pasa la autopista”, dijo ayer durante una conferencia de prensa Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones y Transportes.

 

El titular de la SCT dijo que están trabajando al mayor ritmo posible que les permite el clima.

 

Reiteró que en el caso del tramo de la autopista Chilpancingo-Cuernavaca prácticamente está rehabilitado ya el tráfico, no en condiciones óptimas, pero sí ya en condiciones de circular.

 

“En el caso de la carretera federal, también me confirman que se encuentra con cuatro cortes muy graves, dos puentes prácticamente se cayeron, prácticamente los dos puentes desplomados y dos cortes totalmente, la carretera no puede cruzarse de un lado a otro en sus carriles, precisamente porque se encuentra totalmente desplomada la carretera”.

 

Explicó que la estrategia es tratar de conectar lo más rápido la autopista con entreveramientos con la carretera federal.

 

“A efecto de que podamos circular entre miércoles y jueves, y yo creo que va a ser más jueves que miércoles, dada estas circunstancias y por el problema del clima que prácticamente el riesgo de estar trabajando con lluvia implica que pueda haber una desgracia también de vidas humanas, sino se cuida ese tema”.

 

Por la orografía de la zona que atraviesa la Autopista del Sol y por deficiencias en el diseño de los taludes, la carretera presenta derrumbes frecuentemente, especialmente en periodos de lluvias, de acuerdo con un estudio del Instituto Mexicano del Transporte (IMT), presentado este año.

 

El texto, “Siniestralidad vial de carreteras en áreas urbanas, caso: Autopista Cuernavaca km 98-99”, recuerda que el terreno por el que se construyó es muy complicado, por eso cuenta con numerosos cortes y terraplenes de considerable dimensión.

 

“Producto de la situación anterior y deficiencias en el diseño de los taludes y de sus estabilidades, la autopista presenta numerosos problemas en zonas de cortes y terraplenes, presentándose derrumbes a lo largo de la carretera, especialmente en los periodos de lluvias”, manifiesta el organismo dependiente de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

 

De acuerdo con el programa de conservación de Caminos y Puentes Federales (Capufe), para el año 2011 tenían seis contratos relacionados al mantenimiento de esta vía. Dos relativos a estabilizar terraplenes, tres a estabilización de cortes y uno a la colocación de microcarpeta.

 

Capufe informó a 24 HORAS que diario se realizan recorridos en la Autopista del Sol, pero lo que pasó fue una lluvia extraordinaria, imposible de controlar.

 

Protección Civil dijo que no tenían información de alertas de posibles deslaves emitidas por sus representantes en Guerrero antes de las tormentas.

 

El gobierno federal invirtió más de 53 mil millones de pesos en los últimos cuatro años en la ampliación, modernización, rehabilitación y reconstrucción de puentes en la Autopista del Sol, de acuerdo con la Dirección General de Conservación de Carreteras.