Lunes 11 de Diciembre, 2017
Alberto Lati

Alberto Lati

Albert Camus admitió célebremente su deuda con el futbol para todo lo que había logrado saber sobre la moral humana. Aquí, admitimos humildemente la intención de usar este deporte para descifrar realidades, penetrar culturas y entender historias. Tal vez con el balón como medio de transporte para cruzar fronteras, algo más comprenderemos al margen de la pasión que sus goles suponen.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Latitudes

Sir Mo ante Trump

Por Alberto Lati I enero 31, 2017 I 1:21 am

“Mi historia es un ejemplo de lo que puede pasar cuando se siguen políticas de compasión y entendimiento, no de odio y aislamiento”. Palabras llenas de dolor e incomprensión, confirmación del poder y la consiguiente responsabilidad, de quienes gozan de grandes reflectores como los deportistas más célebres.

 

 

Mo Farah, sucesor de Usain Bolt como el más destacado atleta de pista y campo en la actualidad, logró con su mensaje dar voz a millones de personas atrapadas en este absurdo. Ante la restricción de acceso a Estados Unidos para personas provenientes de siete países, ante la interrupción inmediata del programa de refugiados, esa protesta: la del mejor mediofondista de épocas contemporáneas; la del niño somalí que llegó a la Gran Bretaña sin hablar un palabra en inglés y terminó por recibir de la reina el cargo nobiliario de Sir; la del hermano que perdió de vista por más de una década a su gemelo, preguntándose incluso si continuaba con vida; la del religioso musulmán que reza antes de cada competencia; la del joven carismático que habiéndose caído a media carrera en Río, se levantó con una sonrisa y se dio tiempo para subir un convencido pulgar a la cámara; la del hombre que vive en Estados Unidos a donde, de pronto, se enteró que ya no podría poner pie.

 
Farah representa demasiadas cosas para la Gran Bretaña: la cara exitosa de su multiculturalidad; la reconciliación con un pasado imperialista de atrocidades y excesos; la fortaleza de una nación que aprovecha el potencial de cuantos llegan de fuera, ya en arte, ya en estudios, ya en tecnología, ya en deporte; la lección ante sus eternos afanes de excepcionalidad, paranoia y confinamiento (ejemplificados con su Brexit). Tanto representa Farah en esas islas, que un buen amigo británico de padres chinos, me explicaba: “antes de Mo, quienes no somos ingleses, escoceses, galeses, norirlandeses, pero nacimos aquí, teníamos problema para definir qué somos: con él muchos aprendimos a ser británicos y a estar orgullosos de eso”.

 
El mismo Sir Mohammed Muktar Jama Farah que el domingo clamó: “El primero de enero de este año, Su Majestad la reina me hizo Caballero de la Corte, el 27 de enero Donald Trump parece haberme convertido en alien”. Horas después, y tras la intervención del gobierno británico, se anunciaba que el multimedallista no tendría problema en volver a Estados Unidos, donde le esperaban sus hijos y paga impuestos. Sin embargo, de inmediato reiteró que esa concesión no cambia nada e insistió su inconformidad.

 
La única diferencia de Farah con el resto de los afectados, en su notoriedad; precisamente, el punto que no podía desaprovechar para gritar en contra de las medidas migratorias más atípicas en la historia de cualquier país moderno y democrático en tiempos de paz.

 
Twitter/albertolati

24 Horas en los Estados

Politorneo de fútbol entre policías y vecinos de Nezahualcóyotl concluye con éxito

El presidente municipal Juan Hugo de la Rosa García entregó el trofeo junto a figuras como Rodrigo “El Pony” Ruiz, Cecilio de los Santos y Pedro...

Gobierno de Campeche apoya a las pequeñas y medianas empresas

En esta administración un total de mil 500 Mipymes, como “Jade Negro”, han resultado beneficiadas con apoyos para su crecimiento

El sismo nos movió, pero Guerrero está de pie para recibir al turismo: Héctor Astudillo

Esto al inaugurar las obras de rencarpetamiento y equipamiento de las avenidas Escénica y Ejército Nacional, en Acapulco

Alexa Rodulfo, maquilista y estilista profesional

Tras el éxito de su primera aventura de negocios, un salón de belleza en Juárez, emigró a Nueva York en 2005 para seguir desarrollándose