Jueves 31 de Julio, 2014

Frenan proyecto Los Ramones

El director de Petróleos Mexicanos dice que el gasoducto, que se planeaba en secreto con inversionistas privados, debe ser autorizado por el nuevo gobierno

 

La construcción del ducto Los Ramones, un proyecto confidencial y estratégico para Petróleos Mexicanos, está detenido hasta que la próxima administración a cargo de Enrique Peña Nieto decida autorizarlo.

 

“El proyecto se comparte con el equipo de transición de Peña Nieto, y hasta que no esté clara la conveniencia del esquema de los costos y demás no va a avanzar ni se va a realizar ese arranque del ducto”, asegura Juan José Suárez Coppel, director de Petróleos Mexicanos (Pemex).

 

“Con las alertas críticas, la necesidad de corto plazo es que los tiempos son importantes, por eso estamos creando un esquema para que lo revise el equipo de transición y esté de acuerdo o no en ese esquema o busquen otras alternativas”, expuso.

 

El funcionario señala que Pemex no tiene el presupuesto para levantar un ducto de tres mil millones de dólares, por lo cual se ha invitado a diferentes socios privados para su edificación y ha buscado las condiciones financieras adecuadas.

 

“Dados los tiempos, dados los compromisos, dada esa falta de infraestructura en el pasado hemos tratado de participar y de hacer ese ducto”.

 

24 HORAS informó el 21 de septiembre que MGI es una compañía afiliada a Pemex, que no está sujeta a las restricciones legales del gobierno de México impuestas a las empresas estatales, y que a través de un documento confidencial elaborado por Santander invita a inversionistas a asociarse en el desarrollo de un sistema de transportación de gas natural que comenzará en la frontera de Texas con Tamaulipas y conectará con Aguascalientes y el parque industrial de Querétaro.

 

El documento preparado por Banco Santander México hace un resumen de las ventajas de ser parte de un gran negocio, respaldado por Petróleos Mexicanos, pero que funcionará como empresa privada con accionistas.

 

Una de las promesas que hace a los inversionistas interesados en el proyecto Los Ramones es que la demanda de gas natural en el país crece y hace falta reforzar la infraestructura de este país, y qué mejor socio que la paraestatal, sin los problemas de burocracia que representa estar directamente trabajando con ella.

 

La empresa de la paraestatal, Mex Gas International (MGI), afincada en Islas Caimán, invertirá 50% del capital para la construcción de los ductos de gas natural, mientras el inversionista privado destinará el resto de los recursos, expone.

 

En Los Ramones se sigue un proceso similar a la adquisición de buques por parte de PMI, ya que la única forma de conseguir ese ducto es invitando diferentes socios para que ayuden a Pemex, afirma Suárez Coppel.

 

Hay que “conseguir las condiciones financieras más adecuadas y hacer un proceso competitivo entre esa selección de otros socios para que entren a hacer ese ducto, porque el ducto no tiene que venir del presupuesto anual que es insuficiente para las necesidades de inversión de Pemex”, manifiesta.

 

Los consejeros profesionales no se oponen a la construcción del proyecto Los Ramones, señala Fluvio César Ruiz Alarcón, consejero profesional de Petróleos Mexicanos.

 

–¿El consejo ya aprobó el proyecto Los Ramones?, se le pregunta al consejero en una entrevista con 24 HORAS.

 

–No. Se está analizando jurídicamente cuál va hacer el proceso de toma de decisiones y cuál será el mecanismo para ejecutar el proyecto.

 

–¿Pemex buscó ocultar el proyecto a los consejeros profesionales?

 

–La postura inicial es hacer Los Ramones  a través de una filial de otra filial para que no pasara por las autorizaciones, esa es la parte que se analiza con mucho cuidado, porque el proyecto es muy importante, estratégico y grande, incluso involucra un proyecto transexenal. Se analizan todos los elementos jurídicos de cómo se procesará y ejecutará.

 

–¿Falta aprobar las cuestiones jurídicas?

 

–Exactamente. El proyecto como tal es viable, ambicioso y necesario, porque se está junto a Estados Unidos,  un mercado importante de gas natural y en donde los precios se han reducido en los últimos años una cuarta parte por la abundancia. Sin embargo, en México se tiene una carencia de infraestructura que está provocando alertas críticas con mucha frecuencia. Hay deficiencias de gas natural para la industria mexicana que lo necesita y Los Ramones ayudará a subsanarlo. Construirlos y enterrarlos nos lleva entre un año y dos años, pero lo importante es atacar el problema que ya tenemos.

 

–¿Cuándo recibieron la información de Los Ramones?

 

–En eso se está, la estrategia fue aprobada hace un mes por uno de los Consejos, justo ahora abordamos cómo aprobar los proyectos. Estamos revisando cuál es el proceso y la forma de ejecutarlo y se van diferir todas las fechas de construcción.