Viernes 29 de Agosto, 2014

“El gremio de las encuestas está viciado”: Rafael Giménez

Fue el encargado de los sondeos en el equipo de Felipe Calderón y ahora trabaja para Josefina Vázquez Mota; se ufana de que el ejercicio más preciso de 2006 lo hizo él

Foto: Cuartoscuro

Justo cuando la mayoría de las encuestadoras desplaza a la candidata a la Presidencia del PAN, Josefina Vázquez Mota, al tercer lugar, el equipo de la aspirante dio a conocer una encuesta la cual coloca a la ex secretaria de Educación a sólo cuatro puntos de su adversario priista, Enrique Peña Nieto.

 

La medición fue realizada por Rafael Giménez, un estratega integrado al cuarto de guerra de la candidata en el “golpe de timón” dado una semana después de iniciada la campaña. Antes de sumarse a la campaña, Giménez se encargaba de las encuestas en la Presidencia de la República.

 

Su encuesta coloca a Josefina a cuatro puntos del puntero mientras las demás ya la desplazaron al tercer lugar. ¿Por qué la diferencia?

 

El grave problema es que estamos en un mercado de encuestas completamente distorsionado, porque hay una enorme cantidad de encuestadores que trabajan en campaña y están difundiendo sus encuestas a escondidas, no dicen que están trabajando en campaña.

 

¿Quiénes?

 

Ulises Beltrán que es el estratega de campaña del Partido Verde, sabemos que ha hecho muchos trabajos por toda la República con el PRI. Y así cada uno de ellos. Abundis para la Organización Editorial Mexicana y Mitofsky. Ellos jamás han publicado una encuesta favorable a un candidato del PAN y eso que hemos ganado muchas elecciones. Entonces el problema que vemos es un mercado que está bastante simulado, con malas prácticas, en el cual están mezclados encuestadores partidistas con independientes, los únicos que decimos para quién trabajamos somos nosotros. Es un problema de mala práctica que, en realidad, sucede en pocos países del mundo. Lo que me interesa no es si han publicado encuestas a favor de un partido o no, pero es preocupante saber que están de lleno en las estrategias de la campaña, no lo digan y publiquen como si nada.

 

Con las encuestas que son públicas parece que la elección está decidida…

 

La elección no está decidida. Va a haber una elección, no te estoy diciendo que va a ganar uno u otro candidato, pero hay una elección competida y hay un grupo de encuestadores encargados de decir todo el tiempo que ya está decidida. Son estos encuestadores que trabajan para políticos pero no lo dicen. Pregúntales y si te lo dicen ya vemos que tanto valen las encuestas, ya no valen tanto. Es un gremio con vicios.

 

¿Por qué darla a conocer ahorita?

 

Esperé que los encuestadores de medios tuvieran al menos un antecedente de lo que está pasando. Pero ya vimos que no va por aquí. Ya vimos que están inclinados a decir que lo de los estudiantes no importa, que los debates no importan. Y por el otro lado, también tiene el PAN un historial en 2006, la encuesta más exacta del 2006 fue mía.

 

¿Tienes antecedentes que te respaldan?

 

Por eso mismo fui encuestador del Presidente, si no, no lo hubiera sido.

 

Con base en estos resultados, ¿cómo ven la elección?

 

Estamos poniendo las antenas en nuestros propios simpatizantes, lugares, militantes y demás, con cuidado con las encuestas que dicen que ganó un candidato u otro porque eso no es cierto, estamos viendo que ese candidato está teniendo muchos problemas.

 

¿Crees que se va a desplomar Peña Nieto?

 

Por supuesto. Hay una historia interesante, en las últimas elecciones del 1994, 2000 y 2006 se ha desplomado entre 6 y 10 puntos el candidato del PRI en el mes final. Ya lo hemos visto, no es pronóstico. Cuando la gente no está informada, domina, pero cuando la gente se mete a ver qué está pasando, es cuando se cae, no es una cosa de las campañas, sino de los ciudadanos.

 

¿La gente se está dando cuenta de quién es Enrique Peña Nieto?

 

Por supuesto, quién es el PRI.