Lunes 18 de Diciembre, 2017
Alberto Lati

Alberto Lati

Albert Camus admitió célebremente su deuda con el futbol para todo lo que había logrado saber sobre la moral humana. Aquí, admitimos humildemente la intención de usar este deporte para descifrar realidades, penetrar culturas y entender historias. Tal vez con el balón como medio de transporte para cruzar fronteras, algo más comprenderemos al margen de la pasión que sus goles suponen.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Latitudes

El gol como dictadura

Por Alberto Lati I noviembre 27, 2017 I 1:13 am

Como festejo de gol, un suspiro: “vaya, al fin ha entrado, menos mal, vuelvo a vivir”.

 

Tras el suspiro, una sonrisa todavía ansiosa, la mirada incrédula negando y esa especie de limpia: bajar las manos de las costillas hacia las piernas, unirlas junto a la boca y soplar para lanzar lejos, lejísimos, los malos augurios.

 

Luego de enésimos postes, atajadas del portero, fallos inverosímiles ante la meta rival, absurdos en la línea de gol, Cristiano Ronaldo había vuelto a anotar, pero de una forma poco propicia para retomar la serenidad: de rebote tras un penal atajado.

 

Inicio de temporada raro tras su eléctrico cierre del torneo pasado, donde cada que pisaba una cancha hacía justo la cantidad de goles requeridos por el Real Madrid. Inicio de temporada nublado por amagos (nunca confirmados en primera persona) de irse a otro equipo, por delirios de persecución donde lo fiscal se mezclaba con lo arbitral, por una falta de puntería en liga inversamente proporcional a la contundencia de siempre en Champions.

 

Pocas veces en la historia se ha conocido a un delantero que necesite del gol tanto y tan seguido. Como si la supervivencia dependiera de azotar las redes, como si fuera común para su gremio el ligar años de a 50 ó 60 tantos, como si la credibilidad supusiera una bomba de relojería que recupera segundos si y sólo si la pelota pasa entre los postes.

 

Así nos explicamos al futbolista que quizá más se ha mejorado a sí mismo en épocas contemporáneas, al más empecinado, al más insaciable. También al que cuesta defender al no celebrar goles de su equipo, al que proyecta un partido individual al margen del que disputan sus compañeros como colectivo, al que vive absorto en esa adicción al gol…, con la que más pronto que tarde rescatará al once.

 

Pensemos en algunos de los más luminosos nombres de goleadores recientes en las grandes ligas europeas y comparemos cifras. Por ejemplo, Ruud van Nistelrooy o Ronaldo Nazario superaron una sola vez los 40 tantos y nunca llegaron al verano con promedio de un gol por partido. O los mayores símbolos ofensivos en años más o menos cercanos tanto en Inglaterra (Alan Shearer, Wayne Rooney) como en Italia (Roberto Baggio, Gabriel Batistuta, Francesco Totti).

 

Claro, pero como contemporáneo está Lionel Messi, al que los goles se le desbordan a un ritmo muy parecido que al portugués y con aparente (quizá sólo aparente) menor ansiedad, sin olvidar que todo en él luce más natural.

 

Cuando este camino haya terminado y se pretenda definir el legado de Cristiano Ronaldo, tendrá que entenderse que esa misma faceta que le llevó a números inconcebibles fue la que en ocasiones le sometió al peor de los yugos: la dictadura del gol, el vicio de anotar, la ansiedad depredadora.

 

Así podrá comprenderse ese suspiro como festejo: “otro día de vida, ha entrado”.

 

 

Twitter/albertolati

24 Horas en los Estados

Inicia feria de San Mateo, Navidad y Año Nuevo en Chilpancingo, Guerrro

El mandatario guerrerense enfatizó la tradición que representa este recorrido por el Paseo del Pendón

ONU y Gobierno de Chiapas acuerdan reforzar ayuda humanitaria a familias de Chalchihuitán y Chenalhó

Además de enviar un representante de la ONU para ofrecer la participación y apoyo, una delegación de la FAO buscará poner en marcha programas para...

Es irresponsable plantear perdón y cuenta nueva a jefes del crimen organizado: Graco Ramírez

Si se hace eso se va a legalizar la operación delictiva y se van a derrumbar las instituciones: Graco Ramírez

Majo Cornejo, la primera voz mexicana en el Cirque du Soleil

Ha sido voz musical de películas como Alvin y las Ardillas 3 o Rock and Royals Barbie