Aumenta rechazo a recompra de bonos del aeropuerto de Texcoco

La eliminación de garantías y eventos de incumplimientos son las principales preocupaciones de inversionistas ante la cancelación del NAIM

Aumenta rechazo a recompra de bonos del aeropuerto de Texcoco
Foto: Archivo 24 horas Inversionistas representados por el despacho Hogan Lovells reiteraron que no apoyan la estrategia de recompra de bonos del Gobierno y temen por incumplimiento en el pago de rendimientos prometidos

Crece el número de bonistas que se niegan a la recompra

Un grupo de tenedores de bonos del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) de Texcoco, representados por el despacho Hogan Lovells, anunció que ahora representan más del 50% del monto total de la emisión por 6 mil millones de dólares y reiteró que siguen sin respaldar el plan de recompra de deuda del Gobierno federal.

La semana pasada, el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) informó sobre la estrategia del Gobierno mexicano sobre lanzar una oferta de recompra de los bonos del NAIM, por mil 800 millones de dólares.

Ante ello, el grupo de Tenedores de Bonos, llamado “Ad Hoc de MexCAT”, emitió un comunicado donde señaló que no fueron notificados sobre la intención de recompra de bonos y mostraron su rechazo a la medida, argumentando preocupaciones sobre ésta y el proceso de reducción de garantías.
“El emigrante no consultó al Grupo de Tenedores de Bonos Ad Hoc de MexCAT antes de la difusión de la oferta de compra y la solicitud de consentimiento de MexCAT (la “Propuesta”), pero ahora la ha revisado, y tiene algunas preocupaciones tales que no puede apoyar la Propuesta en su formulario actual”, indicó el comunicado.

Los bonistas señalan como preocupaciones principales: “la liberación y eliminación de garantías y eventos de incumplimiento según la documentación pertinente; el potencial de reducción de garantías en la utilización o desarrollo de aeropuertos alternativos o adicionales en el área de la Ciudad de México, ya sea a corto plazo o a más largo plazo; una mayor reducción potencial de la garantía con respecto a la liberalización de la prueba de pagos restringidos en dos de las cuatro series de bonos”.

Pese a las preocupaciones antes mencionadas, el Grupo de Tenedores de Bonos Ad Hoc de MexCAT, dijo estar preparado para dialogar con las autoridades sobre el Fideicomiso del Aeropuerto de la Ciudad de México, para abordar estas inquietudes.

El bufete internacional de abogados Hogan Lovells, que incluye a los socios Ron Silverman (Nueva York) y Federico De Noriega (Ciudad de México), ha sido contratado como asesor legal para el Grupo de Tenedores de Bonos Ad Hoc de MexCAT.

Contrario a la estrategia de Andrés Manuel López Obrador, se terminará pagando la liquidación del nuevo aeropuerto de Texcoco con recursos públicos, siendo más costoso de lo que se había previsto, pues no será suficiente el dinero obtenido del TUA (Tarifa de Uso Aeroportuario) para completar los rendimientos prometidos a los inversionistas, en caso de una cancelación.

Además de las implicaciones legales que esto traerá para el responsable de firmar la detención de la construcción.

“El Gobierno mexicano ha subestimado enormemente los costos políticos y económicos de cancelar el NAIM, recomendamos precaución”, indicó la firma Exotix Capital, grupo de especialistas en banca de inversión.

Detrás de los tenedores de Bono

Algunos de los inversionistas representados por el bufete de abogados Hogan Lovells, que cuenta con oficinas en Nueva York y la Ciudad de México, son Prudential, Manulife Financial, BlackRock y Vanguard Finance, que suman más del 50% del monto de una de las series de bonos del Fideicomiso del Aeropuerto de la Ciudad de México.

El Gobierno federal indicó la semana pasada, que se tendría una resolución sobre la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM) de Texcoco, posterior al 15 de diciembre, fecha en la que la Secretaría de Hacienda entregará su propuesta de paquete económico para 2019 al Congreso de la Unión.

 

LEG