Descentralización implicaría mudar a más de un millón

La propuesta del virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador de descentralizar la administración pública federal, implicaría la migración de al menos un millón de personas de la Ciudad de México a otros puntos del país

Foto: Cuartoscuro
Joel Ayala, secretario general de la FSTSE, señaló que su organización apoyará el traslado de dependencias a otros puntos del país
Compartir
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en print
Compartir en email

La propuesta del virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador de descentralizar la administración pública federal, implicaría la migración de al menos un millón de personas de la Ciudad de México a otros puntos del país.

 

De acuerdo con un análisis de 24 HORAS, el traslado de 28 dependencias federales a otras ciudades involucra el cambio de residencia de los funcionarios que actualmente laboran en esas áreas.

 

El último reporte del ISSSTE da cuenta de que en la Ciudad de México están registrados 740 mil 560 servidores públicos; de esa cifra, se descontarían, un estimado de 224 mil empleados de las secretarías de Hacienda, Relaciones Exteriores, Procuraduría General de la República, Policía Federal, Gobernación, entre otras, que se quedarían en la capital del país.

 

Es decir, la descentralización del gobierno federal, anunciada por el virtual Presidente electo, implicaría la mudanza a otras ciudades de al menos 515 mil funcionarios.

 

Los registros oficiales del ISSSTE indican que por cada trabajador en la Ciudad de México, en promedio, están afiliados dos familiares.

 

Bajo ese escenario, la cifra de personas que tendrían que cambiar de residencia se podría elevar a más de un millón en los próximos seis años, en caso de que se complete el plan de descentralización del próximo gobierno.

Hace unos días, Joel Ayala, secretario general de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), señaló que su organización apoyará el traslado de dependencias a otros puntos del país.

 

Riesgos

El traslado de infraestructura y personal a otros puntos del país, de acuerdo con el Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones implicaría otros riesgos como la falta de conectividad para que operen las dependencias y los utilicen los funcionarios en sus hogares.

 

Dicho instituto ejemplifica con el cambio del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a Morelia, Michoacán o la Secretaría de Salud a Acapulco, Guerrero, ciudades que no cuentan con la infraestructura crítica para enfrentar la gestión de una contingencia nacional como la presentada en 2009 de la gripa H1N1.

 

Otro ejemplo es el de Pemex. En la Ciudad de México opera el sistema Scada, que monitorea en tiempo real los sistemas de ductos de hidrocarburos y gas natural del país, con el objetivo de evitar fugas, ataques y el robo de combustibles, el cual se debería trasladar a Campeche.

 

Costo de la mudanza

El Plan Nacional 2018-2024, presentado por Andrés Manuel López Obrador en diciembre pasado, estimó que el plan de descentralización implicaría una inversión de 147.8 mil millones de pesos durante los próximos seis años.

 

El objetivo es que dentro del primer año se inviertan 22 mil millones en proyectos maestros para el traslado de las dependencias, y los restantes recursos se utilicen conforme avanza la descentralización.

 

La inversión sería pública y privada a través de fondos de inversión en bienes raíces.

 

Según el equipo del virtual presidente electo, la Secretaría de Educación sería la primera en cambiarse a Puebla.

 

fahl

Compartir
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en print
Compartir en email
NOTAS RELACIONADAS